Tag: Dios es bueno

DISFRUTA LO QUE TIENES

Parece obvio, pero no es así, debemos ser conscientes de lo que tenemos y disfrutarlo.  Y cuando digo disfrutarlo pienso de inmediato en ser agradecidos por aquello que tenemos.  La forma en que yo lo hago es apreciar, contemplar, tocar, o apuntar hacia algo que tengo y decir: Dios es bueno.  Y eso lo hago con frecuencia, y de paso se los digo a mis hijos e hija.  Les digo: ¡Verdad que Dios es bueno por darnos esto!

Recuerdo a una madre que decía estar como loca por su niño de dos años.  El llanto, los pañales, los desvelos, el tiempo para cuidarlo, y tener que estar pendiente según ella como una esclava y le privaba de poder hacer lo que ella quisiera le había llevado a renegar por ese hijo que tenía.  Pero en el mismo tiempo conocí a una esposa que lloraba desconsoladamente por no poder tener a un hijo.  Esta joven señora daría un brazo por tener ese bebé que estaba, según la joven mamá, poniéndola como loca.  Estoy seguro que la joven esposa estaría feliz con cambiar el pañal asqueroso y mal oliente del bebé.  Una lamentaba lo que no tenía, y la otra lo que tenía.

Lo correcto era que la joven mamá debía disfrutar a su bebé, al fin y al cabo, los hijos crecen tan rápido que hay que disfrutar cada etapa, y esa es muy especial, es esa cuando uno dice: “me los como”.  Ya cuando crecen, y hay que atravesar otras etapas un poco tensas, uno dice: “¿por qué no me los comí?”  Ja ja ja.

La joven esposa debía disfrutar el tiempo que tenía para dedicarse a otras cosas, y en especial disfrutar a su marido, porque al fin y al cabo, la felicidad de un matrimonio no depende de los hijos, sino del amor de la pareja.

La Biblia misma nos dice: “…el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.” (1Ti.6:17).  No es malo disfrutar lo que Dios te ha dado, siempre y cuando no lo hagamos para sentirnos como superior a los demás, ni creamos que las cosas que tenemos define quienes somos, o que ya no necesitamos a Dios, cosa que sería insensato, pues si tenemos algo es por Él.

Conclusión: Hay tantas personas que pasan tanto quejándose por lo que no tienen que dejan de disfrutar lo que si tienen.

PEDID Y SE OS DARÁ

Hoy mi hija Priscilla vino a mi en la tarde, y me pidió unos fonts (fuentes tipografícas).  Me dijo que querían hacer unas camisetas con el nombre “FUEL”, usando como idea de diseño llenar la camiseta con “fuel” por todo lado usando diferentes fonts.  Como ella sabe que yo tengo bastantes, porque me gusta el diseño, y especialmente el uso de las tipografías, y que de hecho, he creado algunas, como las de nuestro logo de KINGDOMTAKERS, o el de MANA.

Bueno, el asunto es que como ella sabe que tengo en mi laptop cerca de 125 mil tipografías, y el común de la gente tiene menos de 2 mil, ella conoce que tengo suficientes para darle. Le dije que le daría una colección muy buena de casi 500, se las mostré y me decía: “esa pa, esa, uyyy que buena esa…”.  Le preparé la colección y se la pasé por skype.  Pero pensé en otras opciones, y le dije que tenía otra de las varias colecciones muy buena, y de pasó le dije que si buscaba internet se daría cuenta de que el valor DE CADA FONT era como de 59 dólares.  Pris me dijo que no, que no era necesario, que con las primeras era suficiente, pero de todos modos se la envié, una colección profesional como de 232 fonts, de las mejores que tengo.

Priscilla me pidió unos fonts, y terminé dándole cientos de los mejores.

Es que el que pide recibe.  Solo hay dos condiciones básicas, pedirle a alguien que tenga, y segundo, que te ame.  Y si tiene te da, y si te ama, lo hace abundantemente.

Esto que les cuento es exactamente lo que pasa cuando le pides a Dios.  Y mejor aún.  Porque si nosotros, padres con defectos, damos a nuestros hijos así, ¿cómo nos dará Dios que es el Padre Perfecto?

Solo falta una cosa: Dios, ¿es tu Padre?