LAS PERSONAS ESTRICTAS SON DESAGRADABLES… PARA LOS MEDIOCRES

He sido considerado por algunos como una persona estricta, pero cuando lo han dicho es como si fuera un defecto de carácter, o una manera de ser equivocada.  Tal vez la confusión surja porque las personas estrictas se molestan cuando las cosas no se hacen bien, o cuando no se hacen a tiempo, o cuando la importancia de las cosas parece despreciarse al no responderse como se debe.  No es que la persona estricta es como un ogro, es que las demandas molestan a los que no dan la talla.  Por supuesto, una persona estricta puede cruzar la línea, y exaltado por la ineficiencia, la improductividad, la incompetencia, la pereza, la pérdida de tiempo y dinero, la lentitud, las excusas, y en general, por la mediocridad, muestran su desagrado en forma clara desde su tono de voz hasta sus ademanes.  Y no estoy afirmando que está correcto, pero si tratando de comprender a los estrictos, que merecen también una buena dosis de consideración.

Esta es mi lista de consideración:

Si no hubiese gente estricta no habrían cosas que pudiéramos darles la calificación de “excelente”.

Si no hubiese gente estricta no habrían vuelos (desafíos) exitosos al espacio, probablemente todos hubiesen sido fallidos intentos de fatales explosiones espaciales.

Si no hubiese gente estricta no habrían pasado al siguiente nivel muchas empresas exitosas el día de hoy.

Si no hubiese gente estricta para aferrarse a una visión, los que les atacaron les habrían vencido.

Si no hubiese gente estricta tendríamos las calles atestadas al doble o triple de más delincuentes.

Si no hubiese gente estricta no se hubieran descubierto los talentos de muchos que afloraron por demandarse al potencial que hay en la cuenta de todos.

Si no hubiese gente estricta las cosas nunca hubieran mejorado, y todo hubiera seguido igual, y por ende, lo que no progresa se atrofia.

Las personas estrictas tienen en gran estima la calidad.  De hecho, en control de calidad, lo que se requiere es que se cumplan las normas estrictamente.  Si las empresas que venden hamburguesas descuidan las normas de presentación, sabor, tamaño, peso, limpieza, atención, etc., hace ratos ya les hubiera pasado lo que les ha pasado a los que abrieron en una esquina su venta de hamburguesas y no fueron estrictos con la calidad, tuvieron que cerrar.

Ser estrictos nos ayudará en cualquier área de la vida, y por supuesto en cualquier ocupación que tengamos.  Ser estricto no es malo, es muy bueno.  Lo sentimos por los que no lo ven así, pero no llegaran muy lejos.

Comparte este post con tus amigos de facebook.  Haz click en “Share”.

Dr.GL

Dr. Guido Luis

  • Christian

    Hola Apóstol, me pregunto habrá un decálogo o mandamientos de las personas estrictas? muchas normas de calidad que estarían en ese decálogo, bueno, como siempre en estos blogs tan BUENOS, no nos queda otra cosa mas que leerlo, volverlo a leer, masticarlo y luego dejarse todo el jugo para ponerlo por obra. GRACIAS APÓSTOL. Semana de Grandes Maravillas....Yo lo Creo!

  • fherrera

    Yo no naci estricto, debo reconocerlo. Pero me he vuelvo bastante exigente por el ejemplo de mis autoridades. No solo porque les quiera imitar, sino porque veo los frutos. Hay dos verdades para los estrictos: uno, no somos muy populares, y dos, nunca nos ha importado demasiado...

  • Bendiciones Amado Apostol exelente, yo creo que en la vida es necesario que alguien nos aYude a cambiar todos esos malos habitos de indisiplina, mediocridad, falta de exelencia, responsabilidad, productividad ect. unicamente con personas estrictas a nuestro lado podremos cambiar y lograr hacer las cosas como se deben con exelencia. MUCHAS GRACIAS POR AYUDARNOS A CAMBIAR Y SER MEJORES. GOD BLES YUO

  • christian ardiles

    Quiero agradecer sus palabras, soy profesor de Chile y me considero una persona estricta. Muchas veces me habia cuestionado mi forma de ser. porque para el comun de mis estudiantes era algo negativo. Mientras leia sus planteamientos, pense que afortunamente alguien piensa con yo. Quiero agradecer por darme fuerza para continuar con mis planteamientos. Dios lo bendiga.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *