¡MIRA HACIA ARRIBA! ¡EN GRIEGO!

En el idioma griego la frase “mirar hacia arriba” es muy interesante, porque no apela a los ojos.  Es un mirar que no ocupa de los ojos, y para que no haya duda me refiero a esas dos cuencas a los lados de la raíz de la nariz ocupadas por eso que llamamos ojos.  La frase apela a “mirar” pero no con los ojos.  La frase se podría traducir como “poner la mente en las cosas de arriba”, y también esta otra más interesante y reveladora: “ocupar la mente en las cosas de arriba”.  En otras palabras, “mira hacia arriba” es como si nos preguntáramos: ¿Qué estamos pensando?


Esa frase en griego aparece en la Biblia, primero con un sentido espiritual, pero también en todo sentido.

Permítanme darles una de las reglas más sencillas pero poderosas que conozco: EN LO QUE PIENSAS TE CONVIERTES.  Esta puede ser aplicada a cualquier campo de actividad humana.  Estas son algunas aplicaciones:

Ocupa tu mente en las cosas espirituales.
Cuando pones tu mente en las cosas espirituales, y esto es mirar bien arriba, ocurre algo extraordinario, ocurre una transformación.  Dice la Biblia en Romanos 8:5 que ocupar la mente en las cosas del espíritu te vuele espiritual, y que ocupar la mente en las cosas de la carne, te vuelve carnal.  Así de sencillo.  ¿Quieres ser espiritual?  Pon la mira en las cosas espirituales, que por cierto, no es lo mismo que las cosas religiosas.  Me explico.  Las cosas espirituales son siempre iguales, por encima de culturas y épocas, en cambio las “religiosas” cambian en las culturas y las épocas, y ni se diga según la religión que se practique.  Los principios espirituales son universales y de Dios, los religiosos son regionales y de los hombres.

Ocupa tu mente en la generosidad.
El generoso anda pensando en generosidades.  Eso también lo dice la Biblia en Isaías 32:8.  ¿Y cómo llegó a ser así de generoso?  Porque en eso anda pensando.  Si tu andas pensando en tener una aventura con otra mujer que no es tu esposa, eso tarde o tremprano pasará, porque te vas convirtiendo en aquello que pasas pensando.  Así que, en este último caso, pronto serás un adúltero o adúltera, siendo infiel a tu cónyuge, con las maldiciones, dolores emcionales, y traumas familiares que acompañan a estas prácticas.

Ocupa tu mente en planes nobles.
Piensa en cosas que transciendan tu propia vida, en cosas que sean de provecho más allá del personal.  La vida es más que para vivirla solo para mi.  Imagínate a un pozo petrolero que diga: “este petroleo es mío y nada más que mío”. Y un árbol de naranajas que diga: “estas naranjas son mías y nada más que mías”.  O la sal que dijera: “esta sal es para que solo yo esté salada”.  Eso no tiene ningún sentido, pero así vive mucha gente.  Cuando te mueras, ¿qué te llevarás?,  ¿qué hiciste por la obra de Dios y los demás?

Comienza a mirar arriba, hay cosas mucho más altas que solo yo.  Recuerda que en lo que piensas te conviertes.

Dr.GL

Dr. Guido Luis

  • fherrera

    ¡Recordé una línea en una de las presentaciones de Les Luthiers, los comediantes argentinos!: ”El era muy pobre, y pensó: ‘¿Qué hago? ¡Ya sé, me haré rico!” Cuánta verdad en esta jocosa anécdota, a la luz de esta frase en su traducción griega…

  • Pastor Alex Villalobos

    Excelente Reflexion! T.Q.M

  • как обычно радуешь нас своими лучшими фразами

  • боевик

    Классно написано и читать легко!! ТС - золото!!

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *