CONCEBIR, CREER, CONQUISTAR.

Concebir, creer y conquistar: Tres “C”.  Es solo para recordarlas.  La mejor frase con esos tres conceptos fue la que dijo Napoleón Hill: “Todo lo que la mente del hombre pueda concebir y creer, la mente del hombre lo puede lograr con una actitud mental positiva”.

Concieve1

Napoleón Hill, influenciado poderosamente por los conceptos bíblicos como el de Proverbios 23:7, que dice: “cual es su pensamiento en su corazón, tal es él”.  Es decir, somos lo que pensamos.  Somos el resultado de nuestros pensamientos.  Nuestros pensamientos moldean nuestras actitudes, nuestras acciones, nuestros hábitos, nuestro carácter y nuestros logros.

El tipo de persona que somos es generado por la forma en que pensamos.  Si piensas que eres cobarde, no puedes comportarte como valiente.  Si piensas que estás marcado para nunca lograr nada importante en la vida, nunca te esforzarás por lograr grandes cosas.  Si piensas con derrota y desánimo nunca se encenderá permanentemente una pasión por algún objetivo en tu vida.

La mejor forma que tengo para decirlo es como lo dice la Biblia en Romanos 12:2, que dice: “cambien de manera de pensar para que así cambien su manera de vivir” (VDH).

Napoleón Hill lo expresó bien cuando escribió:

Si piensas que estás vencido, lo estás;
si piensas que no te atreverás, no lo harás;

si piensas que te gustaría ganar, pero no puedes,
es casi seguro que no lo lograras.

Si piensas que vas a perder, ya has perdido;
porque en el mundo encontraras
que el éxito comienza con la voluntad;
todo esta en el estado mental.

Muchas carreras se han perdido
antes de haberse corrido,
y muchos cobardes han fracasado
antes de haber su trabajo empezado.

Piensa en grande y tus hechos crecerán,
piensa en pequeño y quedaras atrás,
piensa que puedes y podrás;
todo esta en el estado mental.

Si piensas que estas aventajado, lo estas;
tienes que pensar bien para elevarte,
tienes que estar seguro de ti mismo,
antes de ganar un premio.

La batalla de la vida no siempre la gana
el hombre mas fuerte o el más ligero,
porque tarde o temprano, el hombre que gana,
es aquel que cree poder hacerlo.

NOTA:
Algunos cuando hablan de estos temas destierran a Dios, olvidando que fue Él quién nos creó así.  Lo que pasa es que la “religión” nos ha quitado lo práctico de la Palabra de Dios.  Realmente nada nuevo dicen los más iluminados, solo están alineándose con la voluntad de Dios.

Dr.GL

Dr. Guido Luis

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *