INSTINTO DE OVEJA Y PRUDENCIA DE SERPIENTE

Estaba almorzando con varios colegas, hablamos de nuestras labores, muy ameno.  Cuando terminamos teníamos que dirigirnos al salón de reuniones donde trataríamos asuntos oficiales.  Salimos del salón comedor rumbo al salón de reuniones, uno del grupo tomó la delantera, comenzó a subir hacia un segundo piso y todos comenzamos a subir por las escaleras, todos hablando, compartiendo, disfrutando.  Cuando él llegó al segundo piso y comenzó a caminar, todos también ya casi llegábamos al segundo piso, estábamos en las últimas gradas pisándole los talones al que “nos guiaba”.

Leader_on_pedastal_photo.27225540_std

Pero todos fuimos sorprendidos cuando desde el primer piso uno de los colegas que trabaja en la institución donde estábamos nos llamó la atención diciéndonos que no era por ahí, qué bajáramos y tomáramos la dirección correcta.  Todos nos devolvimos riéndonos, el que “nos guiaba” dijo: “ven, eso pasa cuando siguen a alguien que no sabe para dónde va”.

Si tu estás siguiendo a alguien, si te has sumado a un grupo que está siguiendo a alguien, ¿estás seguro de que al que sigues sabe para dónde va?  ¿Saben los demás hacía dónde va aquel a quien siguen?  ¿O sólo es instinto de oveja?  No es que esté criticando ese instinto de oveja de seguir al pastor, es reflexionar honestamente acerca de aquellos que dirigimos “ovejas” sobre el rumbo en qué estamos guiando.  ¡Qué trágico que después de haber escalado al segundo piso tengamos que decirles que se devuelvan, qué el tiempo invertido fue perdido, que lo enseñando fue errado, que lo vivido fue en vano, que lo sufrido fue sin causa!

A quién seguimos los colegas es de nuestro respeto, confiamos en él, le creemos, solo que no sabía hacia dónde iba, y todos le seguimos.  Igual nos puede pasar a nosotros los que guiamos a otros, que por la confianza que nos tienen seamos descuidados al ya no importarnos tanto hacia dónde vamos, porque lo que ahora nos importa es que simplemente nos sigan.  ¿Me explico?  Podemos caer en ya no guiar hacia el lugar a donde se debe llegar, lo que nos importa es que me sigan.  El ego tomó el lugar de la causa.  Esto es peligroso e irresponsable de nuestra parte.  Si eres líder, lo primero que tienes que saber es hacia dónde guías a los que te siguen.

Aquí es donde los líderes debemos desarrollar prudencia de serpiente.  La serpiente no es por naturaleza un animal que guste como mascota, más bien se busca matarla, por lo cual no puede ser tan incauta, no se vaya a dormir porque sería fácil matarla.  No podemos ser incautos y dormirnos al descuidar la visión de hacia dónde vamos.  Recuerden, como lo digo siempre, LA TENDENCIA ES SALIRNOS DE LA VISIÓN.

Dr.GL

Dr. Guido Luis

  • Orlando

    Hi dad!! Que pena me da. Pero con este tema debo confesarte que pase meses esperando que te equivocaras, y así NO formar parte de la iglesia... El mes anterior ya cumplí 9 años de estar en esta hermosa iglesia. Y entiendo como parte de la manada, quien es la voz de Dios para mi vida. PD. Igual no pierdo la costumbre de verificar contra la escritura lo que me enseñas. Muchas Gracias por todo.

  • Ronny BV

    Que bueno este tema apóstol, porque siendo sincero hay momentos en que solo nos conformamos con que nos sigan, sin tener muy claro hacia donde vamos. Es bueno ver muy bien hacia adelante y meditar si vamos hacia algún lado y aun así, podremos corregir el rumbo si nos hemos desviado.

  • Christian

    Hola Apóstol, aquí poniéndome al día con tu blog, gracias a Dios tenemos una Visión, y con ella sabemos hacia donde dirigir a las ovejas, solo te seguimos Apóstol, y ellos nos siguen, Apóstol, sigue dirigiéndonos al plan que Dios te trazo, nosotros solo responderemos como Josué 1:16 a donde vallas iremos!

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *