Category: Autoridad

DECRETO PROFÉTICO 2010

Cada año, por los últimos siete años, acostumbro, guiado por el Señor, escribir un decreto profético al inicio de cada año, pero por circunstancias muy especiales, el Señor me dio el nombre “adelantado”, y ahora, he pasado tres días escribiendo y profetizando, lo escribí, más de 4o páginas, y estoy listo para enviarlo a la imprenta y tenerlo listo para las primeras dos semanas de diciembre, no de enero como acostumbro.  Sé que es Dios moviendo las aguas para que se acelere la manifestación de su autoridad.

DecretoProfetico2010

Estoy seguro de que vienen una época diferente para la Iglesia y para tí.

Luego estará en forma digital, y lo podrás adquirir una vez confirmado tu depósito de $5 vía Paypal, a partir del 1 de diciembre.

LA AUTORIDAD DE DIOS

A continuación les doy el bosquejo del tema LA AUTORIDAD DE DIOS.  Realmente me ha impresionado lo que el Señor me ha puesto en el corazón sobre el hecho de llamar al año 2010 de esta forma, y creo que desde ya ha comenzado a manifestarse, lo veo cuando oro, y espero que solo leer el bosquejo, y mucho mejor si buscando los versículos bíblicos, te lleve a otro nivel de oración.

Authority1

BAJA GRATIS el bosquejo usando la cajita negra al lado, estúdialo y compártelo.

Año 2010. Año de la AUTORIDAD DE DIOS.

AMOR Y AUTORIDAD ES…

Estas dos palabras parecen ser opuestas, es como si dijéramos, amo o ejerzo autoridad.  La verdad es que ambas pueden llegar al punto de confundirse, ambas pueden llegar a ser el reflejo exacto uno de la otra.  Es decir, si amo ejerzo autoridad, y si uso de la autoridad es porque amo.  Una joven ilustró este punto cuando dijo que su padre no la amaba, y lo demostró cuando llegó tarde a la casa y no le llamó la atención, volvió otra noche a llegar más tarde y tampoco le llamó la atención, la siguiente noche simplemente no llegó, y cuando vino al amanecer la vieron entrar y tampoco le reprendieron.  Su conclusión era que no la amaban porque no ejercían autoridad sobre ella.

Amor y autoridad lo deben usar los presidentes de las naciones, los gerentes, los ejecutivos, los pastores, los líderes de grupos, y por supuesto los padres.  Amor y autoridad es una combinación que genera el correcto desarrollo personal.  Uno de los jueces de la suprema corte de los Estados Unidos, basado en su vasta experiencia dijo que los delincuentes surgen de las familias donde los padres no se aman ni ejercen autoridad correctamente sobre sus hijos.  Amor y autoridad deben ser atados a nuestro cuello como perlas preciosas.

AmorAutoridad

Así que nadie crece correctamente solo con amor o solo con autoridad.  Solo amor te hace débil de carácter, consentido, ególatra, mimado y prepotente; pero solo autoridad te hace duro, rebelde, acomplejado, tímido y vengativo.  Aplicar solo una cosa daña, aplicar las dos produce seres humanos sanos y potencialmente listos para grandes cosas.

Amor y autoridad es…
darte la oportunidad de corregir por un lado, y por otro señalarte lo que se debe hacer para que corrijas.

Amor y autoridad es…
perdonarte pero también darte condiciones para que no vuelvas por el mismo camino.

Amor y autoridad es…
disciplinarte sin destruirte.

Amor y autoridad es…
abrazarte con una mano, y formarte con la otra.

Amor y autoridad es…
darte libertad sin olvidar que hay límites.

Amor y autoridad es…
oír y hacerte oír, respetar y ser respetado.

Amor y autoridad es…
comprender sin pasar por alto las lecciones que se deben aprender.

Los buenos líderes y los buenos padres practican amor y autoridad.

INFLUENCIA DE PODER ATÓMICO

Oí esta semana en uno de los noticieros mundiales que en Medio Oriente se daba algo asombroso. Cuando se le preguntaba a los niños qué querían ser cuando fueran grandes ellos respondían: ¡Mártir! Esa respuesta estaba condicionada a la formación que sus propios padres les daban. Los mismos niños aceptan como una posibilidad, y hasta futuro honroso, dar su vida explotándose con un chaleco lleno de explosivos. Destruir a los infieles vale la pena.

Martyr1

De esto quiero rescatar algo bueno.  El poder de la influencia aumenta su poder cuando a quienes se influencia son nuevos.  Esos niñitos son nuevos seres humanos, cuyo destino se marca intensamente porque son como lienzos en blanco sobre el cual el pintor puede plasmar prácticamente lo que quiera.  No podría pintar lo que quisiera si ya el lienzo está pintado.

Pero no se es nuevo solo cuando se es niño, se es nuevo cuando uno hace algo que nunca antes había hecho, o cuando uno empieza algo que nunca había empezado.  Justo ahí, la influencia aumenta su poder.  Por ejemplo, si yo nunca he practicado un deporte, quien me lo enseñe puede pintar lo que quiera, porque soy un lienzo virgen en ese campo, de ahí en adelante la forma en que jugaré será producto de la influencia que me dieron.

Principalmente pienso en dos grupos que tienen esa influencia de poder atómico.

Primero, los  padres.  Tenemos en nuestros hijos los lienzos más puros que existen.  Hay padres que han pintado monstruos, rebeldes, mimados, malcriados, irrespetuosos, abusadores, ateos, orgullosos, despilfarradores, odiosos, perezosos, arrogantes, y la lista va hacia el infinito.  ¿Qué responsabilidad la de los padres?  Debemos pedirle a Dios que dirija nuestra mano para que al mojar el pincel en la pintura, sea la pintura correcta, y luego el movimiento correcto, para que los trazos produzcan un ser humano que ama, honra, respeta, sirve, anima, levanta, elogia, reconoce a otros, defiende, da generosamente, perdona, adora a Dios, y la lista va al infinito.

El otro grupo de gente con influencia de poder atómico son los líderes espirituales.  Realmente no hay diferencia entre los padres y estos.  Cuando una persona nueva viene al Señor es una nueva criatura, un nacido de nuevo que empieza su más grande aventura con Dios, y ahora está en las manos de los líderes espirituales, ¡qué responsabilidad!  Son lienzos que estuvieron manchados con la pintura corrosiva y ácida de las más traumáticas experiencias humanas y demoniacas, pero ahora, son de nuevo lienzos blancos como el lino fino.

¿Qué pintarás?

¿Dónde está Dios?

La pregunta es teológica y vivencial.  Para ambos aspectos la respuesta es dada en un tono de burla en el Salmo 115.

El mofarse es hecho abiertamente al confrontarse a los que dicen tener “dioses” con boca pero que no hablan, con manos pero que no hacen, con pies pero que no caminan.  La verdad es que está abiertamente diciendo que son un PURO RIDÍCULO los tales que confían en el producto de sus propias manos, que cómo les cabe en la cabeza llamarle “dioses” a lo que ellos mismos hacen. ¿No es al revés?  ¿Qué es Dios quien hace al hombre, y no el hombre quién hace a Dios?

Pero por ahora nos enfocamos en la pregunta incial:  ¿Dónde está Dios?  Primero lee el Salmo 115:

​ 1 ​No a nosotros, oh Jehová, no a nosotros,
Sino a tu nombre da gloria,
Por tu misericordia, por tu verdad.
​ 2 ​¿Por qué han de decir las gentes:
¿Dónde está ahora su Dios?
​ 3 ​Nuestro Dios está en los cielos;
Todo lo que quiso ha hecho.
​ 4 ​Los ídolos de ellos son plata y oro,
Obra de manos de hombres.
​ 5 ​Tienen boca, mas no hablan;
Tienen ojos, mas no ven;
​ 6 ​Orejas tienen, mas no oyen;
Tienen narices, mas no huelen;
​ 7 ​Manos tienen, mas no palpan;
Tienen pies, mas no andan;
No hablan con su garganta.
​ 8 ​Semejantes a ellos son los que los hacen,
Y cualquiera que confía en ellos.​a​
​ 9 ​Oh Israel, confía en Jehová;
El es tu ayuda y tu escudo.
​ 10 ​Casa de Aarón, confiad en Jehová;
El es vuestra ayuda y vuestro escudo.
​ 11 ​Los que teméis a Jehová, confiad en Jehová;
El es vuestra ayuda y vuestro escudo.
​ 12 ​Jehová se acordó de nosotros; nos bendecirá;
Bendecirá a la casa de Israel;
Bendecirá a la casa de Aarón.
​ 13 ​Bendecirá a los que temen a Jehová,
A pequeños y a grandes.​b​
​ 14 ​Aumentará Jehová bendición sobre vosotros;
Sobre vosotros y sobre vuestros hijos.
​ 15 ​Benditos vosotros de Jehová,
Que hizo los cielos y la tierra.
​ 16 ​Los cielos son los cielos de Jehová;
Y ha dado la tierra a los hijos de los hombres.
​ 17 ​No alabarán los muertos a JAH,
Ni cuantos descienden al silencio;
​ 18 ​Pero nosotros bendeciremos a JAH
Desde ahora y para siempre.
Aleluya.
El versículo 2 hace nuestra pregunta, y el 3 contesta: “Dios está en los cielos”.  Así mismo dijo Jesús cuando en el famoso Padre Nuestro oró diciendo: “Padre nuestro que estás en los cielos”.  Los cielos es donde está el trono de Dios, desde donde ejerce su autoridad.
A partir del versículo 9 y hasta el final del capítulo da la segunda parte de la pregunta que estudiamos: Dios está en medio de los que confían en Él.  Dios está en donde hay un ambiente de fe. Martín Lutero dijo que Dios había hecho que todo fuese dependiente de la fe, para que el que tuviera fe lo tuviera todo, y que el que no tuviera fe no tuviera nada.  Y empezando por la salvación, sin fe lo que hay es horrenda expectación de condenación.  Para el que no cree, Dios mismo puede estar sosteniéndole en su propia mano y no darse cuenta.

Tan solo cree y Dios entra en escena, o más bien, se corre el telón de las tinieblas para que entre la luz de la presencia de Dios.
Tan solo cree.

[contact-form 1 “Contact form 1”]

Más de Leviatán

En la literatura siria antigua, el leviatán era un monstruo de siete cabezas, el enemigo del orden creado por Dios.  Entonces, cualquier cosa que haga fuera del orden de Dios es inspirado por el espíritu de leviatán, como ya sabemos, el orgullo, pues como dice Job.41:34, leviatán es el rey sobre todos los soberbios.

Si no perdonamos nos salimos del orden creado por Dios, y no perdonar es una manifestación de orgullo.  Si no nos congregamos nos salimos del orden, y si no lo hacemos es porque impusimos nuestro yo, nuestro orden, pero no el divino.  Si no diezmamos es porque mi yo se impuso sobre la autoridad de Dios, y establecí mi propio orden por encima del creado por Dios.

El orden creado por Dios es para bendición, y cada vez que nos salimos de él por la influencia de leviatán, hay caos.

Humildemente me someto al orden creado por Dios.