Category: Familia

LA FAMILIA VERSUS DIOS

Estaba con mis hijos y mi esposa Ligia cenando un día de estos en la noche, y de repente en la mesa surgieron preguntas desde mi posición sobre que la salvación que Dios nos da es eterna y por nada sujeta a lo que yo haga; que es un beneficio eterno que el Señor nos da.  Aunque el asunto de las recompensas eso si está sujeto a nosotros, y podemos perder muchísimo.  Bueno, pasamos por diferentes temas, pero el que más me impactó fue el que Ligia nos contó de como Dios le hizo ver algo que nunca había visto sobre lo que le sucedió a José, el personaje del Antiguo Testamento.

Equilibrium

¿Recuerdan?  José tan solo tenía 17 años cuando empezó el plan maravilloso para su vida, iniciando con el rechazo de sus hermanos, las dudas de sus padres, el intento de asesinato de algunos de sus hermanos, su venta como esclavo, la infame trama de una mujer adinerada y su encarcelamiento siendo inocente.  Si, todo era parte del plan maravilloso para su vida.  ¡Aunque usted no lo crea! (“Believe or Not” de Ripley).

Pero el tema del que Ligia nos hablaba era más sobre el asunto de las prioridades en nuestras vidas.  Ella nos decía que ni la familia está por encima de Dios y su señorío personal con respecto a lo que nos llama a hacer.  Por supuesto, esto suena muy diferente a lo acostumbrado.  Pero nos decía esto, mientras masticábamos pollo con tortillas, y claro todos callados.  Nos llamaba la atención a que viéramos como José aun estando ya con autoridad en Egipto no se fue a buscar a su familia, lo cual no significaba que no la amara, sino que entendía que permaneciendo donde Dios lo llamó, aquello que perdió lo recuperaría siendo más bien bendición para ellos, lo que todos sabemos que sucedió.  Ligia nos decía, a nosotros como familia, que ha visto personas que se aferran a la familia tanto, que al final, ni los ganan para el reino, ni se convierten en la mayor bendición de su familia, ni tampoco progresan ellos mismos en el reino por las excusas que ponen derivadas de su apego desproporcionado a su círculo familiar.  El punto no es despreciar la familia, si no, que poniendo la familia y Dios en la balanza, ¿qué pesa más?  Y si sigues a tu familia, ¿serás al final la bendición de ellos?  ¿O ya no tendrás nada que darles, a diferencia de José?

En mi opinión, la observación de Ligia sobre Dios y la familia es más equilibrada que la posición tradicional, y más ajustada a las palabras de Jesús en el Nuevo Testamento, sobre que en la familia se pueden producir cismas cuando se trata de escoger seguir su Palabra con todo el corazón.

Bueno, los dejo, que se me enfría el pollo.

DOS COSAS QUE ME MATAN

En orden de importancia, pero muy seguida una de otra, hay dos cosas que me obstinan, me repudian, me disgustan, me enferman, me matan.  Primero: un problema con mi esposa,  y segundo:  no poder pagar algo que debo el día que debo.  Hoy les hablaré de la primera, y mañana de la segunda.

Tengo 25 años de casado, y la afortunada (ja ja ja) es mi esposa Ligia Noemí (pueden leer su blog en www.ligianoemi.com).  Tenemos tres hijos y una hija, cuatro en total, y son: Jonathan, Abraham, Joel y Keren Priscilla.  Y una cosa clara es que somos diferentes (un día de estos les hablo de los cinco ajustes para tener un buen matrimonio), muy diferentes.  Empecemos porque ella es mujer y yo soy hombre, obvio pero de muchas implicaciones en las relaciones.  Tenemos oídos los dos pero oímos diferente.  Tenemos boca los dos pero hablamos diferente.  Tenemos manos los dos pero palpamos diferente.  Tenemos cerebro los dos pero funciona diferente.  Tenemos ojos los dos pero vemos diferente.  Tenemos emociones los dos pero se comportan diferente.  En fin, solo por ser hombre y mujer somos diferentes, sin embargo el reto es vivir una misma feliz vida matrimonial.

MarriageTrouble

Y si a todo eso le sumamos trasfondos familiares diferentes, personalidades diferentes, y una visión del mundo diferente, el reto aumenta.  Y todavía mas.  Ligia antes de los 20 años ya había recorrido Centroamérica sola, y yo apenas había salido de un zona rural a la capital para estudiar; Ligia venía de una familia acomodada, yo de una familia pobre; Ligia fue bien formada en el evangelio, yo en los testigos de Jehová.  Pareja más dispareja no había.

La lista de diferencias sigue, pero es suficiente para dejar claro el punto que las diferencias que existen en todas las parejas, hace que en algún momento se den los roces.  Pero en mi caso, ¡cómo me afecta tener un problema con Ligia!  Prefiero que alguien me ofenda sin razón alguna, que un perro me muerda, que se me haya olvidado la billetera y un oficial de tránsito me detenga, que se me pierda el celular, que se me caiga la laptop (no, mejor eso no).  Me afecta.  Ese día me vuelvo hipócrita riéndome con los demás cuando la verdad no tengo ganas de reír.  Ese día me mente no produce.  Ese día mi corazón desfallece.  Ese día ando callado,  no quiero hablar con nadie.  Ese día es un mal día.

Así que, después de años, lo que aprendí fue esto: en el momento de tener un problema por alguna diferencia, no espero mucho, la busco, sea yo el que tiene la culpa o no (generalmente la culpable es ella), la busco y le digo que hablemos, que nos arreglemos, que necesito estar en paz con ella, y cuando ya salgo a la oficina, voy bien.  El punto es que también he aprendido que hay algo más importante que ella o yo, y es el matrimonio, por eso no importa quién es culpable, lo que importa es el matrimonio.  Es que no hay nada más parecido al infierno que un mal matrimonio, y nada más parecido al cielo que un buen matrimonio.

Mañana les cuento la segunda cosa que me hace sentir similar: las deudas.

AMOR Y AUTORIDAD ES…

Estas dos palabras parecen ser opuestas, es como si dijéramos, amo o ejerzo autoridad.  La verdad es que ambas pueden llegar al punto de confundirse, ambas pueden llegar a ser el reflejo exacto uno de la otra.  Es decir, si amo ejerzo autoridad, y si uso de la autoridad es porque amo.  Una joven ilustró este punto cuando dijo que su padre no la amaba, y lo demostró cuando llegó tarde a la casa y no le llamó la atención, volvió otra noche a llegar más tarde y tampoco le llamó la atención, la siguiente noche simplemente no llegó, y cuando vino al amanecer la vieron entrar y tampoco le reprendieron.  Su conclusión era que no la amaban porque no ejercían autoridad sobre ella.

Amor y autoridad lo deben usar los presidentes de las naciones, los gerentes, los ejecutivos, los pastores, los líderes de grupos, y por supuesto los padres.  Amor y autoridad es una combinación que genera el correcto desarrollo personal.  Uno de los jueces de la suprema corte de los Estados Unidos, basado en su vasta experiencia dijo que los delincuentes surgen de las familias donde los padres no se aman ni ejercen autoridad correctamente sobre sus hijos.  Amor y autoridad deben ser atados a nuestro cuello como perlas preciosas.

AmorAutoridad

Así que nadie crece correctamente solo con amor o solo con autoridad.  Solo amor te hace débil de carácter, consentido, ególatra, mimado y prepotente; pero solo autoridad te hace duro, rebelde, acomplejado, tímido y vengativo.  Aplicar solo una cosa daña, aplicar las dos produce seres humanos sanos y potencialmente listos para grandes cosas.

Amor y autoridad es…
darte la oportunidad de corregir por un lado, y por otro señalarte lo que se debe hacer para que corrijas.

Amor y autoridad es…
perdonarte pero también darte condiciones para que no vuelvas por el mismo camino.

Amor y autoridad es…
disciplinarte sin destruirte.

Amor y autoridad es…
abrazarte con una mano, y formarte con la otra.

Amor y autoridad es…
darte libertad sin olvidar que hay límites.

Amor y autoridad es…
oír y hacerte oír, respetar y ser respetado.

Amor y autoridad es…
comprender sin pasar por alto las lecciones que se deben aprender.

Los buenos líderes y los buenos padres practican amor y autoridad.

LOS HÉROES: UNA MENTIRA SOSTENIDA

Los héroes, ¿quiénes son?  Dejando las historietas de lado, son personas que HACEN LO QUE NO DEBÍAN.  Y cuándo lo hacen se impresionan los demás y los llaman héroes, solo porque hicieron lo que no debían solo por una vez en la vida.

Un ejemplo.  Un automóvil está a punto de atropellar a un niño que va cruzando la calle, entonces un hombre se lanza para rescatarlo, tras algunos raspones, se levanta con el niño en brazos y ahí está: un nuevo héroe.  ¿Porqué le llaman héroe?  Sencillo, porque no era su papá.  Si el que se lanzó descubren que era el padre del niño nadie le llamaría héroe. ¿Por qué?  Porque hizo lo que le correspondía hacer como padre, hizo lo que debía.

Probablemente el desconocido que hizo lo que no debía no volvería a hacer un rescate similar, pero el padre lo haría tantas veces como su hijo necesitara ser rescatado.  Y claro, nadie le da premios por eso, porque no se dan premios por hacer lo que se debe.  Así que, en este sentido, los llamados héroes brillan tanto por un acto que no dejan ver lo que otros están haciendo continuamente.  Si alguien le da de comer a un niño hambriento es un héroe, pero si lo hace su papá nadie lo ve como algo heroico.

Mazinger_Batman

Los héroes son concebidos como poseedores de cualidades extraordinarias, pero eso es solo los personajes de las revistas MARVEL, las fábulas japonesas y las películas de Hollywood.  Eso nos conduce a las excusas, porque como no tengo esas cualidades arquetípicas, entonces no intento hacer nada que no va conmigo que no soy héroe.  La verdad es que toda la gente de este planeta puede hacer cosas extraordinarias sin tan solo dejamos de lado las excusas, y sigo con el ejemplo, la mayoría llegamos a ser padres, y ahí exhibimos cualidades por nuestros hijos que si no fuéramos los padres nos llamarían héroes.

Entonces, eso de que existen seres humanos héroes, y otros no, es una mentira sostenida.  Yo ya no la sostengo más.

LAS DIEZ FIGURAS DE LA IGLESIA (7)

Hemos llegado a la séptima parte de este tema tratando ahora LA IGLESIA COMO LA FAMILIA DE DIOS.  Y para aquellos que me han preguntado cómo bajar el bosquejo que les pongo, es muy sencillo:  Dale click a “More” en la barra superior del documento, luego puedes hacer click en “print” o “save document”, dependiendo de si quieres tenerlo en papel o digital en tu disco duro.

No dejes de visitar www.kingdomtakers.com para bajar el audio o el video, o si quieres ver en vivo la transmisión (y ahí están los horarios de transmisión).

Bendiciones.

EL ARTE DEL HUMOR

Chistoso cualquiera lo puede ser.  Pero no es de eso de lo que se trata el post de hoy.  Me refiero al uso del humor como un arte, es decir, para usarlo con fines creativos y productivos.  Los chistosos, que a mi juicio son solo payasos que solo hacen reír momentáneamente, pero no colaboran para cambiar vidas, asumir retos, emprender proyectos, y mantenerse en la cumbre del éxito, son simples distracciones que usan los defectos de otros para que nos riamos, o relatos con doble sentido nacidos de su propia vulgaridad.  Ese no es el arte del humor.

Humor3

Necesitamos el arte del humor básicamente en tres círculos:

Mi propio círculo.
Debemos vivir con humor.  Humor no quiere decir que no tomamos la vida con seriedad, ya dije, no confundamos ser payaso con el arte del humor.  Pero viviendo con seriedad hay tantos momentos de humor privado, donde te ríes de tus estupideces, o te pones a bailar por tus éxitos, baile que si lo haces en público quedarás en ridículo, que con solo pensarlo de mueres de risa de ti mismo.  Es un humor sano, no la burla destructiva de ti mismo o lo demás.  Ríete cuando se te cae el jabón en el baño y tienes los ojos cerrados, es hora de ponerle la cola al burro en el baño.  Si te pones a llorar viendo una película con tu esposa, y tu esposa te ve las lágrimas, no lo ocultes tírate al cuello de ella y dile que te consuele, disfruta como un niño el momento.  Temo que la mayoría son demasiado “serios”.  Debemos tener más frecuentemente una sonrisa para los demás que el ceño fruncido.  Si me explico, por favor mueve la cabeza de abajo hacia arriba, varias veces, y deja escapar aunque sea una pequeña sonrisita… esa está bien… ja ja ja, por algo se empieza.

El círculo de mi familia.
Si hay un círculo donde se ha perdido el humor es el de la familia, empezando por los matrimonios.  Nunca dejes de jugar.  Y tu compañero de juego de por vida es tu cónyuge.  Se que tenemos muchas responsabilidades, pero el humor es como el aceite para el motor.  Y en lugar de fricciones que traban las cosas, usemos humor que hace que se deslicen las piezas para seguir caminando.  Cuéntense cosas que les hagan reír.  Una norma que con frecuencia yo mismo uso es decirle a mi familia o a mi esposa, NO HABLEMOS de lo que corresponde puramente a trabajo u ocupación personal.  Hablemos de cualquier otro tema.  Pero en general jueguen.  Persigue a tu esposa por la casa, por lo menos por el cuarto, al menos en la cama, uuuyyyyy.  Bueno, basta de charla, a la acción.

El círculo de mis colaboradores.
Quiero resaltar un punto aquí de entre muchos, y es el de las fallas de nuestros colaboradores.  Eso no parece ser motivo de humor, pero les cuento que hoy tuve que reprender a dos de mis colaboradores, específicamente a una mujer y a un hombre, y ellos pueden testificar, que aunque es grave, laboralmente hablando, porque creo que lo que hacen es sumamente importante para todos los miles que dependemos de ellos, pueden testificar por este mismo medio que la forma en que abordamos las soluciones fue con seriedad y humor, no con regaños, terror, y humillación.  El humor crea un buen ambiente para corregir, una vez más, como el aceite para el motor, como el unguento para las lesiones, como el aromatizante para el baño una vez que acabas…, como las caricias de una madre para su hijo cuando se ha caído.  Eso es el humor.  Le aseguro que así se corrige mejor y todo mundo se anima a trabajar mejor.  Es un arte.  Tengo una reunión dos veces por semana con mis colaboradores del Staff Creativo, y si algo pasa en mis reuniones es que nos reímos, tanto, que hemos tenido que tomar tiempo para descansar de reír.

Por supuesto, el humor es para aplicarlo a cualquier otro círculo, pero con solo empezar en estos primeros tres, tendremos un mejor día, mejores relaciones, mejores resultados y mejor vida.

Vive en serio, pero con humor.