Tag: Vida con Propósito

¿CÓMO ESTABLECER MI PROPÓSITO EN LA VIDA? (2)

Todo gira alrededor de esto: establecer mi propósito en la vida.  De lo contrario todo cuanto haga puede ser útil, pero no con el propósito para el que fui diseñado.  Es algo como comportarse como gallina cuando fui creado para ser águila, y en lugar de estar alimentándome en las alturas, ando persiguiendo lombrices.

ElephantPieces

Espero que las siguientes señales en el camino te ayuden a ubicarte en el carril correcto de tu propósito.

4. Cuarta señal: debe ser filantrópico.
Es decir, ningún propósito vale la pena si es esencialmente egoísta.  La gente que opta por este tipo de propósito en la vida terminan amargados, solos y frustrados.  Debemos buscar un propósito que vaya más allá del beneficio personal, y aquí podemos recordar una máxima de sabiduría de lo alto: “amarás a tu prójimo como a tí mismo”.

5. Quinta señal: debe ser retador.
Y para darte una pista clara piensa en algo que sin Dios sería imposible lograrlo.  Así de retador.  Un consejo: recuerda que vas poco a poco, que no te desanime el tamaño de tu propósito.  Estoy seguro de que puedes comerte un elefante, de esos de las praderas de África.  Estoy seguro.  ¿Pero cómo lo harías?  Sencillo: bocado tras bocado.  Y lo que tendrías que hacer (con el perdón de los vegetarianos y defensores de los animales), sería partirlo en pedazos, congelarlos, e ir tomando solo lo que según tu capacidad puedas comer.  Llegará el momento en que darás el bocado final.  Así que no importa cuando grande sea el “elefante”, si te lo puedes comer.

6. Sexta señal: debe ser ardiente.
Tu propósito, sea cual sea, debe lograr un profundo deseo en tu vida, debe despertar el ánimo, debe hacerte pensar y hablar de ello a toda hora y a toda persona, y claro, también debe hacerte dedicarte a ello.  Si esto no lo logra el propósito que ya has definido, mejor vuelve a pensarlo.  Este ardor debe ser el combustible de tu propósito, que sin “gasolina” no llegamos a ningún lado.

Mañana seguimos…

¿CÓMO ESTABLECER MI PROPÓSITO EN LA VIDA?

En forma específica debemos ser prácticos, no místicos, para establecer el propósito de nuestra vida.  En forma práctica, para llegar a tener un propósito que valga la pena debemos seguir estas señales que a continuación de doy, que a semejanza de las señales de tránsito, debemos respetar para llegar al destino al que esperamos arribar.

Purpose1

1. Primera señal: debe ser idealista.
Idealista, en el sentido de que se esmera por lograr lo mejor en todas las cosas.  Así que piensa qué te atrae especialmente mejorar.  Debe haber algo relacionado con los niños, las mujeres agredidas, o las profesionales, la música, la política, los deportes, servir a Dios, escribir sobre algún tema en especial, o hablar sobre ello, la televisión, la radio, internet, etc., etc.  Esto es lo generalmente llamamos “vocación”, pero es una gran pista a la que debemos darle importancia.  Esta atracción hacia algo es lo que hace que no todo mundo sea lo mismo, y que por eso hayan tantas diversas ocupaciones y profesiones.  ¿Qué te atrae con esa fuerza idealista de mejorar algo que te traería satisfacción personal y contribución a la sociedad?

2. Segunda señal: debe ser visionaria.
¿Qué es lo que quisieras decir tu mismo sobre tus logros el día de tu entierro?  “Este hombre o esta mujer era así y así, hizo esto y aquello, luchó por esto y lo otro, creyó en tal cosa y se apasionó por tal otra”.  Si no tienes una visión no tienes propósito.  Es vital tener una.  Y una vez que la tengas, basada en el punto anterior y los que vamos a ver, debes hacer tres cosas:

  1. Aceptar tu visión.  Es lo que yo quiero que sea mi vida.
  2. Creer en tu visión. Es la realidad a la que avanzo.
  3. Trabajar en tu visión. Es el camino de la conquista.

3. Tercera señal: debe ser perpetua.
Es como casarse.  Es para toda la vida.  Es declarar: mi propósito es mi destino.  Seguro algunos recordarán esa pasión cuando dijeron: “este es el propósito de mi vida”, pero luego en alguna parte perdieron el camino, pero hoy no es casualidad que estén leyendo esto para indicarles las señales correctas y vuelvan a retomar la dirección correcta.  Algunas cosas pueden cambiar: las metas, los métodos, las tácticas, los procesos, las estrategias, los planes, etc., pero no el propósito.  El propósito es perpetuo.

Las siguientes… mañana.

VESTIDO PARA TU PROPÓSITO

Según sea la ocupación así debe estar “vestido”.  Si usa botas con suela de hierro, casco, traje inflamable de color amarillo o rojo, lleva un hacha y un tanque de oxígeno, ¿qué es?  Un bailarín de valet, ¿cierto?  Por supuesto que no, es un bombero.  El punto es, cada uno tiene un “vestido” que contribuye a su labor, ahora, de la misma manera, cada uno de nosotros tiene un propósito en esta vida, y para ese propósito debemos tener un atuendo que contribuya, no que nos estorbe para alcanzarlo.

Leí en el facebook de Marvin Ballestero, uno de mis líderes, lo siguiente:

“…tu propósito, hará que decidas lo que debes comer, los hábitos que debes desarrollar, los que debes dejar, los libros que vas a leer, las películas que veras, la gente con la que vas a estar, la forma en como inviertes tu dinero, tus pasatiempos, la forma en como administras tu tiempo, por mencionar algunas cosas…”

Está difícil superar eso, así que solo quiero reafirmarlo con mi ilustración.  Vístete para tu propósito.  Seguro que has visto a gente que viste como caja fuerte, nadie sabe la combinación.  Es decir, su camisa no va con la corbata, los zapatos no van con el pantalón, y menos los calcetines.  Todo tiene que combinar, si tu propósito es convertirte en un gran motivador empresarial no puedes estar jugando todo el día con tu “farm” o tu “aquarium” de facebook, debes leer lo que contribuya a tu propósito.

Una cosa que impulsa grandemente tu propósito son tus amigos.  Debes saber escoger, ellos te desviarán totalmente o serán inspiración y sabiduría para avanzar.  Cuando necesites que te echen una mano para un contacto o un consejo, esos amigos serán clave para que sigas adelante en la dirección de tu propósito.

Tu mente trabaja diferente cuando tiene un propósito definido, es algo maravilloso cómo es que Dios la hizo.  Un  ejemplo, si tu tienes un problema y tu colocas el problema en tu mente sin preocupación, sino en busca de la solución, tu mente estará buscando la solución hasta cuando estás dormido, por eso es que te levantas un día, y realmente lo que te despertó fue la solución al problema, y entonces dices: “lo tengo, lo tengo”.  De igual forma, si tu tienes un propósito claro en tu vida, tu mente estará trabajando como una brújula orientada hacia el norte de tu misión en la vida, solo que tienes que tener bien claro tu propósito y enfocarte en él.

La gran pregunta es: ¿cómo descubrir el propósito de mi vida?  Buena pregunta.

Mañana seguimos.