UNA VERDAD EXTRAORDINARIA: LA GENTE SI PUEDE CAMBIAR

Voy al grano.  Me resisto a marcar a la gente de tal forma que pareciera que nunca van a cambiar.  Yo soy un ejemplo de eso, y creo que cada uno de ustedes mis lectores, también.  Yo no soy el mismo de hace diez años, sin embargo, gente que me conoció hace diez años puede comentar con otros que yo soy de esta y de aquella manera, pero lo que está diciendo no es verdad, eso que dice es lo que yo fui, pero cambie.  En sus mentes yo sigo siendo el mismo, pero en la vida real soy otro.  Exactamente eso le pasa a todos los que han cambiado pero siguen siendo los mismos en la opinión de los que les conocieron tiempo atrás.

De mi parte, yo creo que las personas cambian.  Y aunque fueron de cierta manera, o cometieron errores de diferentes clases, me resisto a marcarlos así para el resto de sus vidas, me resisto a creer que llegarán de la misma forma hasta la tumba.  En el camino cambiarán para bien.  Eso es lo que yo prefiero creer.

Ahora, si no cambian, ellos fueron los que no aprovecharon mi forma de tratarlos.  Porque cuando tu no marcas a alguna persona le darás oportunidades que si no creyeras que cambian no se las darías.  Siempre he dicho que soy un hombre de oportunidades para los demás, y el fundamento de mi proceder es que creo que la gente cambia.

Puedes cometer errores, y hasta graves, pero eso no me autoriza a seguir llamándote de alguna manera por tus fallos.  Hay algunos que les encanta poner apodos según los errores de los demás, como si ellos no los cometieran, pero mejor sigamos llamándoles por sus nombres, y con la esperanza de que si cambiarán.

Yo creo que una de las virtudes de la naturaleza humana es cambiar para mejorar.  Tenemos la llave del cambio.  Desde que nacemos empieza el camino del continuo cambio, pasamos de infantes a niños, luego a jóvenes, y de ahí a la adultez.  Cambiamos de la inmadurez a la madurez.  Y aunque parece que algunos lo hacen a menor velocidad, y otros lo hacen a pasos agigantados, la verdad es que todos cambiamos.  Oigo que alguien dice: “es que fulano es un…” por algo que pasó hace tiempo.  No lo marques, como a ti tampoco te gustaría que te condenen a una forma de ser que ya no tienes porque cambiaste.

Lo peor, de verdad, lo peor, es cuando uno se marca así mismo y dice: “es que yo soy así, y nunca cambiaré”.  Desecha esas palabras.  No es verdad.  No nos condenemos a nosotros mismos. Hasta Dios cree que tu puedes cambiar.  Y si Dios lo cree, ¿quién soy yo para marcarme o marcarte?

Dr.GL

Dr. Guido Luis

  • niko

    demaciado bueno apostol, eso me marco aveces dejamos de creer en alguine o hasta en nosotoros mismo. y nos conformamos cuano sabemos que tenemos el poder para cambiar

  • Christian

    Gracias Apóstol, muy refrescante, sabes...bueno se que sabes!!!! yo fui uno de esos, cometí errores, pero hace mucho tiempo, pero algunos aun todavía lo recuerdan y lo dicen, pero yo no me arrugo, yo se que Dios me ha cambiado y aun falta mucho por hacer en mi. Gracias Apóstol. Bendiciones.

  • Kattia Rojas

    Qué buena esa palabra, ha sido de mucha bendición para mi vida, yo lo he vivido, yo era una de las personas que decian :" Yo soy asi, y nunca voy a cambiar, esa es mi forma de ser ", pero esa forma de ser heria a las personas por ser tan directa y escudarme en que solo decia la verdad, pero Dios cambió mi mentalidad en una cumbre de Mujeres y hoy puedo decir que si pude cambiar y lo seguiré haciendo día con dia, para parecerme mas a mi Señor Jesus y reflejar su caracter y tambien creer que los demas pueden cambiar, porque lamentablemente al no creer en nuestro cambio tampoco creemos en el de los demás.. Gracias Apostol por esas motivaciones.!

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *