CAE BIEN Y TE TRATARÁN MEJOR

Últimamente he estado compartiendo con dos miembros de mi Iglesia Kingdomtakers, y me ha parecido muy buena su forma de ser con respecto al trato con la gente, y como siempre ando aprendiendo, he puesto, sin que ellos lo sepan, especial atención a como lo hacen.  Y claro, este “estudio que hago de ellos” me permite evaluar cosas como las repuestas de la gente a sus maneras, las caras que ponen expresando agrado o desagrado cuando estos dos amigos míos les conversan, saludan, piden algo, etc.  He considerado hasta que punto se puede ver como demasiada confianza, o si exageran sus tratos con la gente.  En fin, me ayuda mucho el verles y tomar para mi buen ejemplo con mi propio estilo.

En general he visto que sus maneras de actuar con la gente producen buenos y varios resultados.  ¿Y cómo actúan?:

  1. Se ríen con la gente que tratan.
    Y eso hace que se rompa el hielo, que no haya tensión en las relaciones, y provoca un sentido de confianza.  Y casi todo mundo responde con una sonrisa cuando le dan una.  Alguien dijo que cuando siembras una sonrisa la cosecha es instantánea.  A mi en lo personal me gusta reír mucho.  Me río mucho con mi esposa, con mis hijos, con mis colaboradores, con mi equipo, con amigos de comisiones, con la gente dando una conferencia, conmigo mismo, y hasta con Dios.  Bastante me río con Él.
  2. Se relacionan con la gente como si la hubieran conocido toda la vida.
    A estos amigos míos, y colaboradores a la vez, no les da pena tratar a la gente dándoles la mano, hablando de cuál equipo de fútbol siguen, de los precios de una comida, etc.  Prácticamente pareciera que son amiguísimos.  Por supuesto, el cuidado que se debe tener, es que debo discernir si eso no molesta a la persona que trato, porque hay personas que no responden bien a esa “confianza”.
  3. Se presentan por nombre, pero antes preguntan el nombre.
    “¿Cómo se llama?”, y lo acompañan con una sonrisa y algún gesto con la mano, ya sea para estrecharla o ponerla en el hombro, o solo extenderla.  Y siempre obtienen la respuesta del nombre de la persona, y partir de ahí ese nombre no se lo quitan de la boca.
  4. Se ponen al nivel de la persona.
    Si es un empleado, no se nota la diferencia entre ellos.  Si es un líder importante si mueven a ese nivel y no se nota la diferencia, en el sentido del respeto y la prudencia.  Si hablan con un político renombrado ellos le tratan reconociendo ese nivel.  Tienen la habilidad de sentirse cómodos con todos, y de que todos se sientan cómodos con ellos.
  5. Se portan con una actitud muy marcada de servicio.
    Alcanzan un papel y un lapicero, corren una silla, traen un vaso de agua, ofrecen servir un café, lo buscan y cuando lo traen no solo traen el café, sino un buen comentario de buen humor para acompañar esa taza de café.  Se adelantan a lo que se necesita y sorprenden cuando la otra persona lo tiene a la mano cuando va a buscar aquello.
  6. Se proyectan elogiando.
    Ven cosas que otros no ven para usarlo como elogio, y lo hacen en forma tan natural que no se ve forzado ni hipócrita como buscando algún interés creado.  Es decir, son expertos elogiando.  Y claro, eso la gente lo recibe muy bien, más en un mundo donde lo que se busca es tomar algo de ellos, y en este caso lo que sienten es que se les está dando, y ahí se cumple otra vez que si das recibes.
  7. Se identifican con la gente.
    Tienen la gracia de hacer aquello que dice la Biblia: Se gozan con el que se goza, y lloran con el que llora.  Se relacionan mucho a ese nivel emocional de la gente, sin dejar de lado el aspecto espiritual.  Hacen un equilibrio, y es que al fin de cuentas, no solo somos espíritu, tenemos un alma y vivimos en un cuerpo.  Es decir, debemos tratar a la persona en todas las áreas, y saber identificarnos.  Si alguien fue experto en saber identificarse con la gente fue Jesús.

Este es mi reporte de siete lecciones, que lo estoy poniendo en práctica hace semanas, y funciona.  En mi caso he pulido algunos detalles, en el caso de otros tendrán que empezar como de cero, pero vale la pena, porque dentro de todos los resultados, aun con gente con la que tenían que discutir algún asunto, he visto que siempre, por caer bien, los tratan mejor.  Se que no ha todos les vamos a poder caer bien, pero que sea nuestra norma intentarlo.

Dr.GL

Dr. Guido Luis

  • Christian

    Hola Apóstol, sabe que me gusto de este post? pues todo y mas, pues la imagen que pusiste es con la cual me identifico desde la escuela, la dibujaba por todo lado, la recordaba, la hacia con trenzas, con sombrero, con corbata, etc,incluso mis agendas las tengo llenas de caritas felices, donde pongo mis metas la lleno de caritas felices, siempre me ha gustado y si ha eso le agregas esos 7 bellos puntos pues en la practica solo el éxito en las relaciones nos esperan. Gracias Apóstol.

  • Me gusta especialmente la última frase, es muy importante que nuestra norma sea agradar a todo el mundo, sea quien sea. Nos todos les vamos a Car bien, pero al menos hay que intentarlo. Deberíamos aplicar esto a todos los ámbitos de la vida.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *