ÉCHALE LA CULPA A TODOS LOS DEMÁS

Hoy me pasó algo gracioso que me recordó algo muy serio.  Estaba en una cabina de radio, ya estaba sentado en un cómodo sofá cuando me trajeron el micrófono inalámbrico que iba a utilizar.  Pero se dieron cuenta que el micrófono que me trajeron no tenía bien la batería, y por tanto, no funcionaba bien.  Vino mi amigo de cabina y me dijo, “no funciona porque se trajo el que no está bien”.  Y no no me había levantado del sofá, me lo trajeron.  Yo no sabía nada de como estaba la carga de la batería ni nada, pero de pronto me vi como el culpable de lo que le había pasado a otro.

El acontecimiento fue para ponernos a reír, pero en realidad cuánto pasa.

Cuántos le echan la culpa a los demás de lo que les pasa, sin sin honestos consigo mismos para reconocer que el que está mal no son los demás, sino ellos mismos.  Hablando de mi experiencia como pastor de una gran iglesia, he visto a varios que emigran a otra iglesia, y cuando lo hacen es porque todo anda mal en la iglesia, hay muchas cosas deficientes según ellos, las cosas malas que hay superan lo que pueden soportar, no hay amor, no hay la música correcta, no hay sonido suficiente, no me gusta esto, no me gusta aquello, y un sin fin de factores que están mal según ellos.  Lo único que se les olvidó en la lista fue mencionarse a ellos mismos.  Le echan la culpa de lo que viven a todo lo demás, sin percatarse que probablemente el cambio que anhelan no está fuera de ellos, sino dentro de ellos.  Y solo cuando salgan de ese engaño podrán ver cambios reales.

Échale la culpa a todos los demás si quieres seguir siendo hipócrita diciendo que por tal cosa o persona no avanzas.  Porque si aun fuera cierto lo que dices, excusarse ocultándose detrás de un hipócrita no hace pensemos muy bien de ti.

Échale la culpa a todos los demás si quieres seguir justificando tu fracaso, pero la verdad es que tu puedes salir adelante si reconoces tus errores, aprendes, enmiendas y perseveras.

Échale la culpa a todos los demás si quieres seguir siendo arrogante, en lugar de humilde, aceptando que como todos, podemos equivocarnos, pero que equivocarnos no es el fin del camino.

Échale la culpa a todos los demás si quieres seguir siendo un discapacitado emocional, y por eso mismo, condenarte a nunca madurar.  Los maduros pueden pedir perdón sin sentir que es humillante y auto-destructivo, sino forjador de paz y buenas relaciones.  No quiere decir que reconocer nuestra culpa es agradable, pero el resultado vale la pena.

Échale la culpa a todos los demás si quieres seguir dando lástima, creyendo que con esto serás el centro de atención, lo cual puede ocurrir una vez, pero no más.  Porque a nadie le agrada estar escuchando a alguien contando una y otra vez todo lo malo que le ha pasado producto de los demás, porque poco a poco nos iremos dando cuenta que el problema no son los demás, es él, o ella.

Reconozcamos que nos equivocamos, y sigamos creciendo en el plan maravilloso que Dios tiene para cada uno de nosotros.  Reconozcamos que los culpables hemos sido nosotros, liberemos a los demás de la imposición injusta que les adjudiqué, y tratemos honestamente con las áreas de nuestra vida que deben ser corregidas para no perdernos nada de lo que Dios quiere para cada uno de nosotros.

La próxima vez que sientas el arranque de culpar a alguien… busca un espejo.

Dr.GL

Dr. Guido Luis

  • fherrera

    Desprendo que la mejor forma de sacar lo mejor de uno, es culparse a uno mismo. En el buen sentido. Preguntarse siempre 'en que fallé' nos puede ofrecer la oportunidad de mejorar. Muchas gracias, apostol. Dios siga bendiciendote y al ministerio que Dios te confio.

  • Isa

    Excelente... !! Gracias.. vale que tengo varios espejos...en mi casa, en mi oficina, etc...jejejeje Bendiciones Apostol... gracias por ayudarnos a crecer con estos post que nos escribes cada día.

  • luis

    a mi me a pasado igual igual al apostol pero lo peor esq quede como el malo entre muchos y el de la culpa se escavullo espero que Dios lo toque jejejeje

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *