NATURALMENTE SOBRENATURALES

De verdad, esto es una poderosa verdad, no tengo la menor duda de que esto lo necesita el pueblo de Dios para no dar una impresión, que a veces a los ojos del mundo, raya con el ridículo.  Por supuesto, no es que debamos acomodarnos a la simpatía del mundo, pero cuántas veces veo de tan mal gusto lo que hacemos que con justa razón nos critican, y hasta se burlan.

Crazy3

A veces damos la impresión de una partida de locos sueltos, mejor dicho, deschavetados, Debemos practicar la locura de la predicación, y ahí se vale la locura, pero no la impresión de que se nos zafaron todos los tornillos.

A veces me encuentro con hermanos y hermanas que sinceramente están más cerca de ser miembros de un asilo de locos que de una iglesia impactante en medio de la sociedad necesitada.  No me gusta oírles hablar con un misticismo que da una sensación espeluznante, en lugar de una fe expectante y vibrante.

¿Será por eso que hay una suposición de que ser cristiano es equivalente a descerebrado, indocto, emocionalista, pobre, “fanáticos”, etc.?  Es tiempo de demostrar que ser cristiano es ser sabio, maduro emocionalmente, respetuoso, ingenioso, próspero, educado, gentil, creativo, responsable, poderoso en palabras y hechos del Espíritu Santo en forma “natural”.

Quisiera dar un ejemplo de gente que he visto y conozco: Cindy Jacobs.  Es una mujer de Dios.  Estaba ella en mi iglesia hace unos 3 años atrás, y profetizó, y profetizó, y profetizó.  Por dentro yo decía: me encanta.  Así es como se hace.  Y sin decirlo me confirmaba que no hay que ser “extraño” para profetizar o para ministrar lo que Dios nos da.  Hay gente que cuando da lo que Dios les da, lo echan a perder.  Toman poses, maneras de hablar, gesticular, moverse, etc,, que se salen de lo “normal” para volverse no “sobrenatural”, sino “anormal”.  Recuerdo que profetizaba hablando como siempre ella habla.  Recuerdo que me dio una palabra y se sonreía.  Ummmm, que frescura de profeta.

La moraleja.  El ejemplo nos grita una cosa: es sencillo, no es una cosa de esfuerzo humano, es el dulce fluir de Dios en vasos humanos para ministrar a otros humanos como tu y como yo.  Nos están diciendo con firmeza: si nosotros podemos, ustedes también pueden.  No nos dicen: lo que yo hago ustedes están muy por debajo como para alcanzarlo alguna vez, ni siquiera en sus más fantásticos sueños.  No, no, no.  Lo que dicen es:  ven como lo hago yo; así es como se hace, ahora vayan y háganlo, y porqué no, aún mayores.

No sé ustedes, pero después de ver a hermanos y hermanas así, yo me siento tan libre para también ministrar, porque no veo que tenga que ponerme “raro” primero para ministrar “rarezas” después.

Por supuesto, reconozco que alguna vez algo “raro” haremos porque el poder de Dios llevado en esta carne a veces no sabe muy bien como manejarlo, pero eso es el caso “raro”, no el normal.  Permítanme darles un ejemplo de mi mismo.  Estaba en otro país, y la reunión se puso tan pesada de la presencia de Dios, y además Dios me da una palabra de que venía como un torbellino su poder para arrasar con todas las ataduras, que me conmoví tanto que empecé a correr en círculos como de seis metros de diámetro, y a la vez daba giros alrededor de mi mismo, y comencé a imponer las manos sobre pastores y empezaron a girar como yo, eso fue una locura.  Ja ja ja.

A lo que me refiero, si todavía no he logrado explicarme, es que hay hermanos que hasta en los ojos se les ve que hay que darles un maquinazo para traerlos al planeta Tierra, para que ganen un poco de almas para el Señor, se sujeten a algún ministerio en el orden de una iglesia local, y den la impresión de que la vida cristiana no es “algo raro” justo para “gente rara”.

Atrévete a preguntarle a alguien: ¿Me ves raro?  Jesús era tan normal que cuando Judas lo entregó, el santo y seña no era que caminaba a un metro de la Tierra, o que vestía o hablaba extraño, fue un beso en la mejilla, porque no era diferente a los demás.

Bueno, termino.  No, no, no, un momentito, me acordé de algo.  Estaba en una reunión y un hermano profetizó (era fin de año): Así dice el Señor: Jo Jo Jo, feliz navidad.  Ohhhhhh Padre, bendícenos.  Pon en nosotros los santos tornillos que nos hagan falta para que seamos naturalmente sobrenaturales.  Amén.

Dr.GL

Dr. Guido Luis

  • RonnyBV

    Esto es tan simple que a veces nos cuesta entenderlo, lo malo es que Dios es el que queda mal porque somos nosotros los que lo representamos. Por eso me uno a esa oración para que se nos completen los santos tornillos. Por si acaso voy a revisar los mios no sea que los ande flojos jajaja.

  • martin solis

    hola apostol, como estas espero que bien nada mas pasaba para dejarle este link, http://www.facebook.com/photo_search.php?oid=257564948381&view=user#/group.php?gid=257564948381 esque estaba viendo los grupos en facebook y se me ocurrio abrir uno para la igle y lo hize, lo hize con la intencion de llevarle todo lo de la igle a los jovenes y familias que estan lejos de san jose, espero que tenga facebook y se una, apostol podria pasar ese link a los que tengan facebook para que se unan, bendiciones, se cuida

  • graciela

    jajaja me encanto tu articulo , asi somos los cristianos ,que le vamos a hacer.bendiciones

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *