DOCE PRINCIPIOS PARA RESOLVER CUALQUIER PROBLEMA (4)

Para empezar la semana termino con los tres últimos principios, de los doce en total.  Espero que te hayan sido de mucho beneficio los nueve anteriores, y que estos tres te sigan ayudando para mantenerte en la ruta de tu destino, que seguro, te enfrentarás a algunos problemas como parte de tu formación personal, y que como resultado tendrás el logro de tus resultados, pero por encima de eso, ser un mejor ser humano.  Y recuerda: TODO PROBLEMA tiene solución.

200438089-001

10. Mirar hacia adelante.
Lo primero que viene a mi mente cuando digo “mirar hacia adelante” es pensar en una persona que conduce su vehículo con su mirada lo más apegada posible hacia el frente.  No puedes conducir mirando por las ventanas laterales, no puedes conducir mirando por el retrovisor, y menos directamente mirando hacia atrás.  Sencillamente no llegarás a ningún lugar, excepto la tumba.  Las ventanas laterales son las distracciones en la camino.  Mas de uno se ha chocado por mirar una muchacha guapa en la carretera.  El retrovisor representa el pasado, lo que queda atrás.  En mi vida he aprendido a no apegarme a lo que queda atrás, ni los fracasos ni las glorias, porque sé que hay cosas mejor “adelante”, por eso mi mirada hasta hacia el frente, construyendo en mi presente para mi extraordinario futuro, disfrutando mi presente para gozar más mi futuro.  El pasado ya pasó, ya murió para mi, y no me va afectar.  Desenterrar el pasado ensucia el presente y arruina el futuro.

11. Perdonar.
Perdonar es… (mi definición): dar la oportunidad de crecer, madurar y cambiar.  Antes que todo.  Debes perdonar, no solo por la persona que perdonas, sino por ti mismo.  La falta de perdón es como el boomerang: te regresa siempre a ti.  Es tan importante perdonar, que si no perdonas, hasta tu relación con Dios queda cortada.  Si perdonas a una persona estás dándole la oportunidad de crecer.  Cuando crezca y madure, ya no tendrás que perdonarle (por lo menos en esa área).  Mucha gente no ha cambiado porque continuamente le recordamos sus fallas, y mientras más se las recordamos más les desanimamos al cambio.  Dejar de ver todos lo defectos, de seguro que hay virtudes.  Las rosas, aunque tienen espinas, tienen también hermosos pétalos.  Lo mejor es que, superamos hasta las rosas, pues ellas siempre tendrán espinas, a diferencia nuestra, que cada vez tenemos menos.

12. Establecer principios.
Esto es como la medicina preventiva.  Si fumas, cada vez que lo hagas estás comprando más “números” para la rifa del cáncer pulmonar, pero si no lo haces, entonces no lo tendrás.  Si estableces como principio ser fiel a tu cónyuge, entonces no sufrirás los enredos matrimoniales, terminando hasta con un desastroso divorcio e hijos dañados para el resto de sus vidas.  Todo por establecer principios.  Si no te involucras en el chisme y la murmuración, nunca tendrás problemas de desconfianza, serás integro y honorable a los demás.  Si decides ser dinámico, activo y pro-activo, esforzado, puntual y responsable, vas a ascender más rápido que los demás, y eso va a solucionar algunos problemas económicos, mientras que a otros se les agravarán cuando los despidan por vagos e inútiles, o por lo menos por perezosos y faltos de compromiso.
Tu establece principios, y el más grande de todos: Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.

Bueno, llegamos al final de los DOCE PRINCIPIOS PARA RESOLVER PROBLEMA, ahora, a la acción.

Dr.GL

Dr. Guido Luis

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *