DOCE PRINCIPIOS PARA RESOLVER CUALQUIER PROBLEMA (3)

Vamos a ver los siguientes principios que se que funcionan por experiencia propia.  Los siguientes, 7, 8 y 9 de ayudarán a convertirte en un experto solucionador de problemas, y por consecuencia a vivir la vida de la forma más productiva posible.  Recuerda que los problemas son didácticos.  Los mejores marineros no se forman en las piscinas, se forman en las tormentas.

3d human with a red question mark7. Meditar sin alterarse.
En Costa Rica diríamos: meditar en el problema sin carbonearse.  Es decir, sin echar carbón al fuego.  Pensar en el problema en términos de venganza, represalía, odio, o desear el mal, no lleva a las soluciones verdaderas.  Cuando hablo de meditar, es meditar en el problema sin presión, de hecho, lo bueno es tomarse unos dos o tres días.  Solo meditando, sin forzar las soluciones, pero de pronto, un día al levantarte prácticamente sales de la cama como si un resorte de hubiera lanzado hacia arriba, y dices: ¡Lo tengo!  ¡Lo tengo!  Es que todos tenemos la capacidad de la creatividad, y surge espontáneamente después de meditar tranquilamente.  Este ejercicio hace que vislumbres el camino que lleva a la solución.  ¡Funciona!

8. Mirar desde otra perspectiva.
La Biblia dice: “Porque con ingenio harás la guerra, y en la multitud de consejeros está la victoria.” (Pr.24:6).  Debemos buscar el ingenio para resolver problemas, y si no lo encontramos en nosotros mismos, no hay nada de malo en buscar a buenos consejeros para asegurarnos la victoria.  Ese consejero puede ser el cónyuge, los padres, un consejero espiritual, un asesor financiero, y muy especialmente un mentor en nuestras vidas.  Nos darán una perspectiva que nos hará ver la luz al final del camino oscuro.  Una vez una joven estudiaba en otro país, y gastó el dinero que debió servirle hasta el final del mes.  Debía pedirle dinero a su padre, pero de seguro la reprendería.  Entonces le escribió un e-mail: “Papá, aquí lejos me he sentido sola, pero encontré unos amigos, me indujeron a la droga, gasté el dinero en eso.  Pero hay más, conocí a un muchacho que me gusta mucho, me pidió tener relaciones, yo accedí, y ahora van a ser abuelos”.  Papá, lo que te escribí no es cierto, solo se me acabó en dinero, ¿me puedes enviar más?  Lo que hizo la joven fue cambiarle la perspectiva al papá, para que viera el problema con otra perspectiva.

9. Asumir los intereses por encima de las posiciones.
No debemos aferrarnos a nuestras posiciones de tal forma que lo que importa es que gane yo.  Por encima de mi mismo deben estar los intereses.  Es aquello de ganar/ganar.  Dos hermanas tenían solo una naranja, cada una la quería para un propósito diferente, pero solo insistían en que una debía ceder a la demanda de la otra para tenerla.  En algún momento se le ocurrió a una de ellas preguntar a su hermana para qué quería la naranja.  Ahí descubrieron que una la quería para hacer jugo, y la otra para un pastel, y solo ocupaba las cáscaras.  Cuando se enfocaron en los intereses las posiciones desaparecen.  Por encima de las personas están la causa.

Mañana, el final.

Dr.GL

Dr. Guido Luis

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *