DOCE PRINCIPIOS PARA RESOLVER CUALQUIER PROBLEMA

Empecé ayer con una máxima: “No hay problema que no tenga solución.”  Y lo definí más específicamente diciendo que todo problema tiene mínimo diez soluciones.  Hoy, y durante esta semana estaré compartiendo lo que he compilado a lo largo de los años en lo que he denominado: Doce Principios para Resolver Cualquier Problema.

Problemas4

1. Entender el Problema.
Una vez, en medio de un examen de una de mis carreras, ingeniería química, no supe qué hacer ante un problema que debía resolver.  El profesor vio en mi cara mi frustración.  Se acercó y me dijo: ¿No encuentras la solución?  Yo pensé:  me va a decir una pista para solucionarlo.  Le presté atención.  Se acercó más, casi al oído.  Yo estaba listo para tomar nota.  Me fije alrededor para no dar la impresión de algo incorrecto.  Entonces me dijo: “concéntrate en entender el problema, cuando lo hagas ya tienes el 50% de la solución”.  ¡Y se fue!  Me sentí desilusionado profundamente.  No era lo yo esperaba.  Sin embargo, después comprendí lo valioso de su consejo, que más que para resolver un problema de termodinámica, me ha sido muy útil para resolver problemas de la vida.  Se que suena sencillo, pero requiere control de ti mismo para ser fríos y analizar un problema para descubrir la solución.  La mayoría cometemos el error de enfrentar los problemas desde una actitud incorrecta, y eso no ayuda a la solución, más bien le agrega un factor más de complicación.  Entender el problema = 50% de la solución.

2. No tenerle miedo a los problemas.
Como mencioné antes, uno de los problemas para resolver problemas es enfrentarlos desde una plataforma emocional negativa.  Y una de las emociones más negativas es el temor.  La biblia dice: “El temor del hombre pondrá lazo;
Mas el que confía en el Señor será exaltado.” (Pr.29:25).  El temor ata, y atados, como con una camisa de fuerza no podemos movernos con habilidad para usar las llaves que abren las puertas de las soluciones.  Temor inmoviliza, paraliza, y así no podemos dar los pasos hacia las soluciones.  Lo que debe sustituir “el temor” es “la confianza”.  Primer en el Señor, fuente de toda sabiduría y fuerza, y segundo en nosotros, como criaturas que podemos resolver problemas, porque así fuimos creados, de lo contrario no tendríamos lapiceros, bombillos eléctricos, radio, televisión, puentes, barcos, aviones, satélites, operaciones a corazón abierto, y hasta naves espaciales.

3. Enfrentar el problema por partes.
En matemática a esto se le llama “simplificar”.  Pero como que hacemos la operación al revés y lo que hacemos es “complicar”.  ¿Es posible comerse un elefante?  ¡Claro!  La clave es hacerlo bocado a bocado, tantos como sean necesarios.  Muchos de nuestros problemas pueden parecernos montañas aplastantes, pero si vamos escalando poco a poco, llegaremos a la cumbre.  Si tienes una deuda de miles, debes ir pagando cientos, hasta vencerla.  Si quieres bajar 40 kilos debes perder uno por uno hasta lograrlo.  Nadie puede de una sola vez, a menos que intervenga un milagro, solucionar un gran problema.  Ahora, vuelvo al primer punto, no puedes ver las partes si no entendemos el problema.  Y una vez entendida cada parte, disponernos a solucionarlas.

Mañana continuamos.

Dr.GL

Dr. Guido Luis

  • Jesenia

    Gracias apóstol por estos valiosos consejos y desde ya los estoy aplicando en mi vida. Muchas bendiciones para tu vida, gracias por edificarnos cada día.

  • Oldemar (Takers, Believers)

    Es cierto eso de que entender el problema me da el 50% de la solucion. Muchas veces nos cerramos en tratar de obtener una respuesta y nos olvidamos de tratar de entender el problema. Nos nublamos y terminamos frustrandonos, pero definitivamente, TODO PROBLEMA TIENE MINIMO 10 SOLUCIONES.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *