VESTIDO PARA TU PROPÓSITO

Según sea la ocupación así debe estar “vestido”.  Si usa botas con suela de hierro, casco, traje inflamable de color amarillo o rojo, lleva un hacha y un tanque de oxígeno, ¿qué es?  Un bailarín de valet, ¿cierto?  Por supuesto que no, es un bombero.  El punto es, cada uno tiene un “vestido” que contribuye a su labor, ahora, de la misma manera, cada uno de nosotros tiene un propósito en esta vida, y para ese propósito debemos tener un atuendo que contribuya, no que nos estorbe para alcanzarlo.

Leí en el facebook de Marvin Ballestero, uno de mis líderes, lo siguiente:

“…tu propósito, hará que decidas lo que debes comer, los hábitos que debes desarrollar, los que debes dejar, los libros que vas a leer, las películas que veras, la gente con la que vas a estar, la forma en como inviertes tu dinero, tus pasatiempos, la forma en como administras tu tiempo, por mencionar algunas cosas…”

Está difícil superar eso, así que solo quiero reafirmarlo con mi ilustración.  Vístete para tu propósito.  Seguro que has visto a gente que viste como caja fuerte, nadie sabe la combinación.  Es decir, su camisa no va con la corbata, los zapatos no van con el pantalón, y menos los calcetines.  Todo tiene que combinar, si tu propósito es convertirte en un gran motivador empresarial no puedes estar jugando todo el día con tu “farm” o tu “aquarium” de facebook, debes leer lo que contribuya a tu propósito.

Una cosa que impulsa grandemente tu propósito son tus amigos.  Debes saber escoger, ellos te desviarán totalmente o serán inspiración y sabiduría para avanzar.  Cuando necesites que te echen una mano para un contacto o un consejo, esos amigos serán clave para que sigas adelante en la dirección de tu propósito.

Tu mente trabaja diferente cuando tiene un propósito definido, es algo maravilloso cómo es que Dios la hizo.  Un  ejemplo, si tu tienes un problema y tu colocas el problema en tu mente sin preocupación, sino en busca de la solución, tu mente estará buscando la solución hasta cuando estás dormido, por eso es que te levantas un día, y realmente lo que te despertó fue la solución al problema, y entonces dices: “lo tengo, lo tengo”.  De igual forma, si tu tienes un propósito claro en tu vida, tu mente estará trabajando como una brújula orientada hacia el norte de tu misión en la vida, solo que tienes que tener bien claro tu propósito y enfocarte en él.

La gran pregunta es: ¿cómo descubrir el propósito de mi vida?  Buena pregunta.

Mañana seguimos.

Dr.GL

Dr. Guido Luis

  • Oldemar (Takers, Believers)

    Asi como el blog anterior me ayudo en mi liderazgo, este me ayuda como discipulo... Solo me resta decir: SI SEÑOR...!!!

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *