SI ME SACAS UN OJO, YO TE SACO EL TUYO

En otras palabras, “ojo por ojo”, que es conocido como LA LEY DEL TALIÓN que se encuentra en el Antiguo Testamento y en forma completa dice: “Vida por vida, ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie, quemadura por quemadura, herida por herida, golpe por golpe”. (Ex.21:24-25; Lv.24:19-20; Dt.19:21; Mt.5:38-48).

El propósito de esta ley era doble:

  1. Que antes de hacer el mal lo pensara dos veces, porque la restitución era igual al daño que hiciera.
  2. Que aquel que anhelara justicia no sobrepasara el daño recibido.  Es decir, si a usted le roban, de seguro que se siente muy mal, y cuidado que uno piensa en que ojalá tal se muriera, si no es que uno mismo piensa: “yo lo mato”.  Eso está fuera de lugar, eso ya sería venganza, no justicia.

Eye3

Esta ley es un buen ejemplo de como la interpretación por los detractores de la Biblia es también injusta, porque ellos creen que Dios pratocina la venganza, cuando más bien era para contra restarla, si no imagínese lo que hubiera sucedido, porque nosotros diríamos: Me sacaste un ojo, yo te saco los dos.  Me sacaste un diente, yo te rompo todos los dientes.  Me quebraste una mano, yo te quebraré la vida.  Sin esa Ley del Talión hace rato se hubiera desaparecido la raza humana.  Pero ahora tenemos una ley superior, “La Ley del Amor”, que dice: “el amor cubre multitud de faltas”.

Si la del Talión fue buena para la humanidad, ¿qué no hará la del Amor?

Empecemos por el tacto con los demás (como lo vimos ayer).

Dr.GL

Dr. Guido Luis

  • karla duran gutierrez

    Apostol que tremendo estuvo el domingo todo me impacto pero lo que mas me toco fue mirar hacia atras y comparar donde me refugie ayer y donde me refugio hoy, sabes nisiquiera hay comparacion. En el pasado me refugie en el alcohol y en los amigotes entre comillas y hoy mi refugio esta en Cristo como dice el salmo 62. guau! gracias apost.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *