INFLUENCIA DE PODER ATÓMICO

Oí esta semana en uno de los noticieros mundiales que en Medio Oriente se daba algo asombroso. Cuando se le preguntaba a los niños qué querían ser cuando fueran grandes ellos respondían: ¡Mártir! Esa respuesta estaba condicionada a la formación que sus propios padres les daban. Los mismos niños aceptan como una posibilidad, y hasta futuro honroso, dar su vida explotándose con un chaleco lleno de explosivos. Destruir a los infieles vale la pena.

Martyr1

De esto quiero rescatar algo bueno.  El poder de la influencia aumenta su poder cuando a quienes se influencia son nuevos.  Esos niñitos son nuevos seres humanos, cuyo destino se marca intensamente porque son como lienzos en blanco sobre el cual el pintor puede plasmar prácticamente lo que quiera.  No podría pintar lo que quisiera si ya el lienzo está pintado.

Pero no se es nuevo solo cuando se es niño, se es nuevo cuando uno hace algo que nunca antes había hecho, o cuando uno empieza algo que nunca había empezado.  Justo ahí, la influencia aumenta su poder.  Por ejemplo, si yo nunca he practicado un deporte, quien me lo enseñe puede pintar lo que quiera, porque soy un lienzo virgen en ese campo, de ahí en adelante la forma en que jugaré será producto de la influencia que me dieron.

Principalmente pienso en dos grupos que tienen esa influencia de poder atómico.

Primero, los  padres.  Tenemos en nuestros hijos los lienzos más puros que existen.  Hay padres que han pintado monstruos, rebeldes, mimados, malcriados, irrespetuosos, abusadores, ateos, orgullosos, despilfarradores, odiosos, perezosos, arrogantes, y la lista va hacia el infinito.  ¿Qué responsabilidad la de los padres?  Debemos pedirle a Dios que dirija nuestra mano para que al mojar el pincel en la pintura, sea la pintura correcta, y luego el movimiento correcto, para que los trazos produzcan un ser humano que ama, honra, respeta, sirve, anima, levanta, elogia, reconoce a otros, defiende, da generosamente, perdona, adora a Dios, y la lista va al infinito.

El otro grupo de gente con influencia de poder atómico son los líderes espirituales.  Realmente no hay diferencia entre los padres y estos.  Cuando una persona nueva viene al Señor es una nueva criatura, un nacido de nuevo que empieza su más grande aventura con Dios, y ahora está en las manos de los líderes espirituales, ¡qué responsabilidad!  Son lienzos que estuvieron manchados con la pintura corrosiva y ácida de las más traumáticas experiencias humanas y demoniacas, pero ahora, son de nuevo lienzos blancos como el lino fino.

¿Qué pintarás?

Dr.GL

Dr. Guido Luis

  • Christian

    Hola Apostol, gracias por este comentario, y gracias por la enseñanza del Domingo, que tremenda estuvo, que bueno es recibir revelacion de una manera tan atractiva y creativa, Bendiciones por Siempre en tu Vida.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *