Category: Honra

LOS BENEFICIOS DE LA VERGÜENZA

Justamente ayer escribí sobre otro aspecto de la vergüenza, a distinción del enfoqué para el post de hoy.  Y es que algunos comentarios sobre el de ayer me inspiraron para escribir este.   La vergüenza, como vimos ayer, puede producir un efecto negativo, y debemos evitar las consecuencias dañinas que generan, pero hay otra cara de la moneda, la de los efectos positivos que nos pueden remunerar muy provechosamente.

Y para verlos mejor, veamos algo de la etimología de la palabra “vergüenza”.  Esta viene del latín verecundia, que a su vez viene del adjetivo verbal verecundo, que se deriva del verbo vereri, que literalmente significa “temer, no atreverse a hacer algo”, pero no por miedo o terror, sino por respeto o reverencia, palabra que procede de ese mismo verbo.  A su vez, éste es un significado posterior, porque en principio vereri quería decir “guardarse, cuidarse de hacer algo”. La razón estriba en que procede de la raíz indoeuropea var-, que significa “cubrir, proteger, defender”.

Así que cuando una persona tiene vergüenza, eso le frena al “no atreverse a hacer algo”.  ¿Qué pasaría si todos fuéramos sin vergüenza?  No será esto lo que ha pasado en las últimas décadas, y no tantas.  Hace tan solo tres décadas, aquí en Costa Rica, una joven que salía embarazada, sin estar casada, provocaba tal escándalo que en algunas ocasiones la familia, para suavizar un poco la vergüenza, la enviaban a algún lugar lejano de su hogar.  Y eso, ¿no detenía tantos hijos desarrollándose sin los modelos correctos para su correcta formación personal, que luego, siendo víctimas, sufrían de conflictos de identidad y autoridad?  Cuándo los hijos perdieron la vergüenza de gritar a sus padres resultan los maleantes, drogadictos, rebeldes, y en general, familias desintegradas.

Cuando se pierde la vergüenza se quitan todas las barreras, y de ahí aberraciones sexuales, violaciones, robos, abusos, fraudes, vagancia, aprovecharse de los débiles, vestirse en forma indecorosa, exhibicionismo corporal en público y por medios de comunicación, tomar lo ajeno, hablar en forma vulgar, etc., etc.  Como vimos arriba, parte del significado original de vergüenza es “temer por respeto o reverencia”.

Y la otra parte del origen de la palabra es “guardarse, cuidarse de hacer algo”.  Es decir, hay un efecto de protección par el que tiene vergüenza.  La vergüenza nos libra de males consecuencias.  Perder la vergüenza es abrirle la puerta a mil maldiciones.  No podemos aferrarnos a la vergüenza, permitiendo, por un lado, que nos paralice e impida nuestro desarrollo.  Pero por el otro lado, no podemos aflojar tanto la vergüenza, que caigan los muros de protección natural que tenemos por la misma creación.  Vergüenza, en dosis adecuadas, nos harán mucho bien.  Y muy especialmente, “vereri” de Dios.  Si ya no respetas a Dios, ¿respetarás a los demás?  Enhorabuena que la tengamos.

Comparte este post con tus amigos de facebook.  Solo haz clic en “Share”.

Palabras de la Super-Hija

Bueno, esto de hablar de la familia es tan importante.  De hecho, en idioma hebreo uno de los significados de “familia” es “punto alto”, de ahí saquen sus propias conclusiones sobre la trascendencia de la familia.

Y como parte de honrar la familia, en el último post presenté algo de mi familia compuesta por mi esposa, tres hijos y una hija, que para mi es mi super-familia, y para cada uno de ustedes la suya lo es igualmente.

Pris, mi hija, comentó en mi blog siguiendo el formato que yo usé para describirlos a ellos, así que me honra poner su comentario sobre mi para así quedar descritos los seis miembros de esta familia, ja ja ja ja.  Como yo digo: el GRUPO LOS 6, que de hecho compré ese dominio para nosotros (www.grupolos6.com).
family
Estas son sus palabras:

Pa…. Gracias por perdirme jeje si no… no estaria aquí… Te amo… y le doy milllll gracias a Dios por mi SuperFamilia…. y por el papá que me dio:

Guido Luis: Mi papá.  Ama a Dios con todo su corazón, y admiro su manera de adorar con todo el corazón y la manera en que puede crear canciones en menos de 10 minutos.  Chineado (de tal palo, tal astilla), tiene un carácter firme pero el nunca te humilla sino que te edifica, ama enseñar y leer la Palabra… pero lo que lo distingue de TODOS… Su FE intocable que es lo que lo ha mantenido los 17 años que lo conozco!

TE AMO PA!

Gracias hija.  ILYSM  (I Love You So Much)

Ama tu familia.

“El sábado me voy para Chile”

bandera_chile_0pzvEsa fue la frase que usó un miembro de mi iglesia para tener una cita conmigo.  Por supuesto, yo se la di, pues me parecía que era algo así como “ahora o nunca”.  El día de la cita llegó, fue ayer.  Lo atendí.  Y esto es lo que aprendí:

La gente que madura se evidencia por las decisiones que toma.

¿Cuántos de nosotros tomamos decisiones que reflejan más bien nuestras niñerías, nuestras inconstancias, faltas de seguridad, temores que nos amedrentan y huimos, orgullo, necedad, desobediencia, rebeldía, complejos de inferioridad o de superioridad, excusas vacías, terquedad al apegarnos a lo que sabemos no es lo correcto, pero no damos el brazo a torcer tratando de ocultar (cosa que no se puede) que fallamos torpemente?

Otra cosa que aprendí: Se madura.

Este hermano fue miembro de la iglesia, pero por algunas circunstancias se alejó por dos años.  Fueron sus decisiones de aquel momento.  Se juntó con personas que no debió, hizo cosas que no debió, dio pasos que no debió.  Pero luego de dos años comenzó a tomar otras decisiones.  La más importante, regresar a Dios.  Después regresar a la casa.  Justo así me lo contó.
Este año ha sido bueno para él.  Y ha crecido, ya no es el mismo.  Uno madura.  Por cierto, hay gente que te mira como fuiste, insiste con tus decisiones de que has madurado, y por tanto, ya no eres el mismo.

Antes de irse para Chile arregló varias cosas: dejó un dinero para que su madre pague cosas, tramitó documentos para ir a estudiar Arquitectura y Diseño Gráfico, lleva dinero para su sustento los primeros meses, lleva la intención de casarse allá, ya sabe a que iglesia va asistir allá, y además, sabe que él va a servir al Señor por encima de todo.  Deja un equipo de cómputo para que yo lo administre en la iglesia.  Además de las palabras de despedida, me dejó una carta y una ofrenda.  Oré por él y se marchó.

BUEN VIAJE…  le espera a los que toman decisiones maduras.