Category: Mental chains

UN ACTO ESPIRITUAL QUE ES INTELIGENTE, MUY INTELIGENTE

Compartía recientemente lo que el versículo 1 de Romanos 12 detona.  Y es que ese versículo es realmente un detonante, un detonante de una explosión de extraordinarias realidades.  Ya casi les hago la lista de esas realidades, pero antes veamos un poco más de cerca este tremendo pasaje de la Biblia, que de paso, nos dice que hacer lo que nos recomienda es un acto espiritual inteligente, muy inteligente.

Romanos 12:1
“Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.”

Noten que es un ruego, lo cual nos indica que es algo necesario de hacer con sentido de urgencia.  Y como motivación para que lo hagamos no es algo como que es una orden, o porque hay juicios de por medio, es más bien por las misericordias de Dios, lo cual no indica lo bueno que es hacerlo.  Y antes de ir a la siguiente parte, que es lo que nos dice que hagamos, quiero que noten las palabras finales: “que es vuestro culto racional”.  Culto es una acto espiritual, y racional es sinónimo de inteligente, de ahí que “culto racional” se puede parafrasear como “acto espiritual inteligente”, o sea, que hacer lo que nos ruegan es una demostración de inteligencia espiritual.

¿Y qué es lo que nos piden?  “…que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo, santo, agradable a Dios…”.  Presentar tu cuerpo requiere que tengamos dos cosas, un cuerpo, y que queramos proceder inteligentemente y espiritualmente.  La primera todos lo podemos cumplir fácilmente porque todos tenemos “un cuerpo”.  La segunda puede ser que ya no todos la cumplan porque requiere actuar inteligente y espiritualmente, pero es tan importante, que les animo para que lo hagamos, y los resultados de hacerlo bien lo merece.  Una lectura de los siguientes versículos de Romanos 12, específicamente desde el versículo 2 hasta el 8, lo muestra.

Les hago una lista de lo que se desata, se libera, o como dije antes, se detona, todo a partir de hacer lo del versículo 1:

1. Una vez que presentas tu cuerpo a Dios sigue la renovación de tu entendimiento, y esto genera el cambio de nuestra vida.

2. Después comenzamos a experimentar la voluntad de Dios para nuestra vida.  ¡Que tremendo!

3. Se desarrolla en nosotros una correcta auto-estima.  ¡Maravilloso!

4. Comienzan a fluir con más libertad los dones del Espíritu Santo.  ¡Wow!

Entonces a practicar este explosivo principio de Dios.

LA CLAVE PARA CONTROLAR MIS PENSAMIENTOS

Todos hemos vivido la experiencia de pensar algo que nos provoca enojo, ira, y deseos de venganza.  Todos hemos tenido pensamientos que nos provocan dolor y nos hacen daño, nos deprimen y nos hacen desear el mal de otro, o de nosotros mismos.  O hemos tenido pensamientos impuros, sexualmente hablando, que pueden llevarnos al adulterio, a la fornicación, la desviación sexual, visitar un antro sexual, o cometer hasta un crimen sexual.  También hay pensamientos que nos pueden llevar a robar, hacer fraude, involucrarse en narcotráfico, o cualquier otra forma de hacer dinero fácil.  Los pensamientos nos pueden llevar a todo eso si no los controlamos.

Evidentemente muchos no han controlado sus pensamientos y han sido conducidos por los pensamientos que mantuvieron en sus mentes.

La clave para mantener bajo control los pensamientos es capacidad de  todos, no es privilegio de algunos pocos, y es sencillamente ejercer autoridad.  Se me ocurre la siguiente analogía para ilustrarlo.  Imagínese una autopista en la que transitan muchos vehículos, y para que haya orden hay un oficial de tránsito.  El oficial puede detener, desviar, o hasta acelerar, según se requiera para que haya completa seguridad.  Si un vehículo viene a muy alta velocidad, él puede indicarle que salga del tránsito, lo detiene, y si fuera necesario, manda que tomen ese vehículo y se lo lleven a otro lugar.  El significado de esta analogía es así: la carretera es su mente, los vehículos son los pensamientos, y el oficial de tránsito es usted.

Todos nosotros podemos detener, sacar, o frenar cualquier pensamiento.  Si no lo hacemos, pensamientos fuera de orden pueden causar grandes desastres.  Si hay un pensamiento que te provoque odiar, lo puedes detener perfectamente, pruébalo para que vea que si se puede, y en su lugar traer otro pensamiento.  Si una persona ya no puede controlar sus pensamientos, la raíz está más allá de ser un asunto mental, ya está en el campo de lo espiritual, donde hay influencias espirituales que le están atormentando, y necesitan ayuda de esa índole, y por supuesta, la hay.

El control de nuestros pensamientos es algo que la Biblia lo testifica, de hecho nos dice qué deberíamos pensar, que si no fuera posible, no lo ordenaría.  Filipenses 4:8 dice: “​Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad”.  Noten que al final dice “EN ESTO PENSAD”, lo que cual es un llamado que podemos cumplir, y mucho mejor, si tenemos comunión con el que nos creó.

El control de los pensamientos conduce a nuevas actitudes, nuevas actitudes a nuevas conductas, y las nuevas conductas al desarrollo de nuestro carácter, que este a su vez nos conduce a disfrutar nuestro verdadero destino.

LAS PERSONAS ESTRICTAS SON DESAGRADABLES… PARA LOS MEDIOCRES

He sido considerado por algunos como una persona estricta, pero cuando lo han dicho es como si fuera un defecto de carácter, o una manera de ser equivocada.  Tal vez la confusión surja porque las personas estrictas se molestan cuando las cosas no se hacen bien, o cuando no se hacen a tiempo, o cuando la importancia de las cosas parece despreciarse al no responderse como se debe.  No es que la persona estricta es como un ogro, es que las demandas molestan a los que no dan la talla.  Por supuesto, una persona estricta puede cruzar la línea, y exaltado por la ineficiencia, la improductividad, la incompetencia, la pereza, la pérdida de tiempo y dinero, la lentitud, las excusas, y en general, por la mediocridad, muestran su desagrado en forma clara desde su tono de voz hasta sus ademanes.  Y no estoy afirmando que está correcto, pero si tratando de comprender a los estrictos, que merecen también una buena dosis de consideración.

Esta es mi lista de consideración:

Si no hubiese gente estricta no habrían cosas que pudiéramos darles la calificación de “excelente”.

Si no hubiese gente estricta no habrían vuelos (desafíos) exitosos al espacio, probablemente todos hubiesen sido fallidos intentos de fatales explosiones espaciales.

Si no hubiese gente estricta no habrían pasado al siguiente nivel muchas empresas exitosas el día de hoy.

Si no hubiese gente estricta para aferrarse a una visión, los que les atacaron les habrían vencido.

Si no hubiese gente estricta tendríamos las calles atestadas al doble o triple de más delincuentes.

Si no hubiese gente estricta no se hubieran descubierto los talentos de muchos que afloraron por demandarse al potencial que hay en la cuenta de todos.

Si no hubiese gente estricta las cosas nunca hubieran mejorado, y todo hubiera seguido igual, y por ende, lo que no progresa se atrofia.

Las personas estrictas tienen en gran estima la calidad.  De hecho, en control de calidad, lo que se requiere es que se cumplan las normas estrictamente.  Si las empresas que venden hamburguesas descuidan las normas de presentación, sabor, tamaño, peso, limpieza, atención, etc., hace ratos ya les hubiera pasado lo que les ha pasado a los que abrieron en una esquina su venta de hamburguesas y no fueron estrictos con la calidad, tuvieron que cerrar.

Ser estrictos nos ayudará en cualquier área de la vida, y por supuesto en cualquier ocupación que tengamos.  Ser estricto no es malo, es muy bueno.  Lo sentimos por los que no lo ven así, pero no llegaran muy lejos.

Comparte este post con tus amigos de facebook.  Haz click en “Share”.

¡MIRA HACIA ARRIBA!

Mirar hacia arriba es una muy buena costumbre si queremos prosperar, avanzar, y desarrollarnos mucho más.  Cada uno tiene un propósito en la vida, y según sea este, así nos desenvolvemos.  Si lo tuyo es la agricultura, y tu pasión son las tierras y ciertos productos, de seguro que otros en otras partes del mundo tienen la misma pasión, y han logrado algunos conocimientos y técnicas que los han llevado a desarrollar su área de formas extraordinarias, más efectivas, más productivas, más rentales, y hasta más rápido.  Entonces, si quieres prosperar, avanzar y desarrollarte mucho más, bueno sería mirar hacia arriba y ver lo que están haciendo para tomar esos modelos.

Siempre hay alguien más arriba sobre la posición que ocupamos hoy, y eso no es malo.  No es para hacernos sentir menos que otros, para menospreciarnos y descalificarnos.  Eso no sería justo.  La gente que está más arriba tuvieron algunos “secretos” sobre uno, que les llevó a estar arriba.  Eso no debe provocar que los odiemos, los tratemos de minimizar, criticar, hablar mal de ellos por pura envidia.  Y por lo que he caminado en la vida me parece que es una de las primeras reacciones que toman muchos.  Sin embargo, lo mejor sería ver cómo fue que llegaron a estar arriba, y en forma honesta y humilde, tener un espíritu enseñable para aprender de ellos.

Los que hablan mal de los que han llegado arriba es por tratar de justificar el ser unos fracasados.  Porque un exitoso cuando ve a otro exitoso produce que ambos se sienten felices el uno del otro.  Pero siempre un fracasado se siente mal cuando ve que otro ha llegado arriba, y trata de alguna manera de hacerle caer, de que otros vean que no es tan bueno como parece, y arden de descosntento por su éxito.  Esa no es la actitud ni inteligente ni menos espiritual.  Es una actitud torpe y satánica.  La mejor actitud es tomar nota y ver que nos puede ayudar a llegar arriba como ellos lo hicieron.  Porque si ellos lo hicieron es señal de que nosotros también podemos.

Si el caso es que no hay nada nuevo que aprender de los que han llegado arriba, por lo menos, el mirar hacia arriba nos dará una poderosa inspiración para lograr lo mismo.

Cuando lleguemos arriba recordemos eso, que por lo menos seamos de inspiración a los que vienen abajo, y que no olvidemos que una vez fuimos de los de abajo, y que nos hubiera gustado mucho que nos trataran como los que íbamos para arriba.  Por eso, viendo a muchos llegar arriba es que siempre digo: VAMOS PARA COSAS GRANDES.

Mira hacia arriba, y que no te consuma la envidia, que te consuma una poderosa inspiración para llegar también arriba.  ¡Nos vemos en la cumbre!

PLAN DE OCHO DÍAS PARA RENOVAR TU MENTE

Renovar la mente, es, siguiendo el mismo significado de la palabra “renovar”, hacerla de nuevo.  Algo así como lo que hace el alfarero cuando ve su vasija que tiene en la mesa de trabajo, pero no le gusta.  Entonces, usando la misma masa arcillosa, vuelve a darle forma hasta que se ajuste al diseño que anhela.  La mente tiene esa misma flexibilidad, por lo que podemos darle forma de nuevo.  Te comparto cinco cosas que hacer por mínimo ocho días para empezar esa vital renovación.

ChangeYourMind1. Resístase.
Debes oponerte agresívamente, fírmemente y determinantemente a los pensamientos negativos, a los pensamientos que te han llevado a justificarte por tus acciones erróneas, y los pensamientos de auto-comiseración.  Cualquier tipo de pensamiento que afirme tu vida actual que sabes no es la mejor que puedas tener, no debe seguir influenciándote.  Recuerda que tu escoges qué pensar.  Resiste lo que no contribuye a desarrollar la vida que Dios planeó para ti.

2. Convoque.
Deliberadamente traiga a su mente pensamientos de confianza, esperanzadores.  Por ejemplo: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”.  Este otro: “El bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida”.  Y uno más: “Para el que cree, todas las cosas son posibles”.  Traer todos los pensamientos que estimulen la confianza, la motivación, la fe, la esperanza, el perdón, la paz, la bondad, la generosidad, y el amor.  Esto, practicado durante ocho días te renovará y preparará para relacionarte mejor con Dios, y tener éxito en todo lo que emprendas.

3. Reoriente.
Generalmete  tenemos la tendencia a alejarnos del optimismo para acercarnos al pesimismo.  Debemos esforzarnos por orientarnos hacia el optimismo, sin importar cualquiera que sea la situación.  Debemos convertirnos en pensadores de posibilidades.  Y en lugar de ver todas las razones de por qué no hacer las cosas, animarnos a pensar en todas las maneras posibles en que podríamos llegar a las soluciones.  Este paso realmente se llama “arrepentirse”, que en griego literalmente significa “cambiar de mente”.

4. Elimine.
Por lo menos debes eliminar diez cosas que te pudieron influenciar a pensar de forma equivocada, y por eso la vida que has tenido.  Desecha: 1). TV perniciosa.  2). Radio insana.  3). Lectura no edificante.  4). Amigos malos.  5). Conferencias huecas, humanistas y materialistas.  6). Clases huecas, humanistas y materialistas.  7). Conversaciones pervertidas.  8). Tradiciones culturales (Ej. “Los hombres no lloran”).  9). Tradiciones religiosas (Ej. “Si lees la Biblia te vuelves loco”).  Y 10). Tradiciones familiares (Ej. “Tener sexo te vuelve hombre”).

5. Evalúe.
Al final de cada día sea honesto reconociendo su avance.  No se trata de condenarse.  Debes darte la oportunidad de cambiar.  No se logra de un día para otro, pero sí día tras día.  Por eso trata de hacerlo por lo menos estos siguientes ocho días.  Este es como el impulso inicial, luego se volverá parte de tu vida: Cuidar tu forma de pensar.  Dale gracias a Dios al terminar el día, y que Él te de la fuerza para el siguiente.

DOCE PRINCIPIOS PARA RESOLVER CUALQUIER PROBLEMA (2)

No hay ser humano que no haya tenido un problema.  Prácticamente podemos poner a toda la humanidad un uno de tres grupos: primero, los que están en medio de un problema; segundo, los que están saliendo de un problema; y tercero, los que están a punto de entrar a un problema.  Entonces, resolver problemas es tarea de todos.  Y sobre los problemas en sí, hay de muchas clases, pero todos tienen solución.  Hay “rompecabezas” complicados y sencillos, depende de las piezas, hay de cuatro piezas, y hay de 4000 piezas (y más), pero todos se pueden “armar”.  Espero que te ayuden los siguientes tres principios que he usado para resolver problemas.

Problemas24. Evitar el ataque personal.
Si en algún ámbito se da el ataque personal sin llegar a solucionar nada es en el matrimonio.  Pero no están solos.  Lo mismo pasa desde los miembros de un equipo de trabajo, hasta los candidatos a la presidencia de un país.  Todos hemos cometido ese error.  Y por supuesto, eso agrava el problema original, tanto que podemos perder de vista el problema por el calor emocional en el que podemos enfrascarnos, tanto, que al final se desintegran las relaciones, pero el problema no se resolvió.  El principio es muy sencillo.  No nos ataquemos.  Ataquemos el problema.  No nos dividamos.  Unámonos para hacer frente común.

5. Pensador de posibilidades.
Hace dos días escribí algo que para mi se ha convertido muchas veces en un juego, y es encontrar tantas soluciones como sea posible, mínimo diez, a un mismo problema.  Y para ilustrarlo les conté que para atarse los cordones de los zapatos hay por lo menos 35 maneras correctas.  Eso es ser un pensador de posibilidades.  Si te acercas a un problema con la actitud de que eso no tiene solución, es muy difícil llegar a resolverlo.  Pero si te acercas con la actitud de que si se puede resolver, lo primero que pasa es que no vas a renunciar fácilmente, porque crees que si se puede desenmarañar la situación por más complicada que sea.  Y segundo, liberas tu mente, no la encarcelas detrás de los barrotes de las imposibilidades.  Entonces se despierta la creatividad, y de ahí las soluciones.

6. Paz mental.
Todos los que hemos tenido problemas (¿quién no?), sabemos que: una mente confusa no genera buenas ideas.  Y creo que este es el primer asalto que debemos ganar en el cuadrilátero cuando nos enfrentamos a un problema.  La mejor forma de tener paz mental es por medio de la oración.  La Biblia dice: “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.​  Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.” (Filipenses 4:6,7).  Una vez que tengas paz mental, estás listo para el siguiente “round”.

Mañana seguimos.