Category: Eficiencia

NO INDISPENSABLE, PERO DIFICIL DE SUSTITUIR

Hace unos veinte años salí de un trabajo que desarrollaba en una de las mejores iglesias del país, pero por dirección de Dios, empecé lo que hoy es Kingdomtakers y MANA.  Cuando salí el líder principal delegó lo que yo hacía.  Siempre lo hice con entrega.  Nunca pensé en horarios o salario.  Siempre pensé en hacer las cosas con excelencia, con el mejor de mis esfuerzos, y con lo mejor de mis conocimientos.  Daba todo, no me guardaba absolutamente nada.

Nunca fue mi intención consciente llegar a hacer las cosas de tal manera que me reconocieran algo, ni para mi ego, ni para mi bolsillo.  Era solo mi actitud.  Es que quería hacer las cosas lo mejor posible.  Que nadie dijera que podía hacerse mejor.  Mejor no era posible porque ya lo había hecho.  Así fue como entonces, ahora que estoy yo al frente de personal lo veo claro, me fueron dando más cosas para hacer.  Cada cosa que me daban era de inmediato remodelada, sometida a la innovación y puesta en la sala de la re-ingienería, todo buscando los mejores resultados según el área demandaba.

Llegué a tener cinco departamentos a mi cargo.  Algunos me fueron dados como escombros, y en otras ocasiones ni eso.  Y aun peor, una de las áreas tenía hasta malos antecedentes, sin embargo, llegó a ser una de las mejores, llegó a ser como mi “flor en el ojal”, fue el trabajo con los jóvenes.  Hoy lo que veo con los jóvenes en nuestro ministerio seguro que es una cosecha segura de aquellas semillas de haber hecho una labor apasionada con todo el corazón.

Cuando llegó el día en que tuve que salir para hacer lo que estoy haciendo hoy, no hubo nadie que pudiera hacer lo que yo hacía, escogieron entonces a una persona por cada área, cinco personas tomaron el lugar que ocupaba yo solo.  Esto no es orgullo, es solo el resultado de que siempre quise hacer las cosas bien, creyendo que podía, y con la mente puesta en que no lo hacía para el ojo del hombre, sino para el de Dios, lo logré.  Nunca tuvieron que llamarme para reclamarme por algo que no estaba hecho para el día que debía estar hecho.  Nunca me oyeron reclamar por más trabajo.  Nunca me oyeron quejarme por el salario.  Nunca le falté el respeto a mis superiores.  Nunca hice caras de molestia por cosas delegadas.  Solo tenía un deseo, solo tenía una pasión, solo tenía un pensamiento.  El día que llegue a la presencia de Dios quiero oír de su boca “buen siervo fiel, entra en el gozo de tu Señor”.

Sé que ninguno es indispensable, ¿pero porqué no intentar volvernos difíciles de ser sustituidos”.  Hay personas que más bien nos darían alegrías si se fueran, y serían fácilmente sustituidos.  Tu decides que cuáles ser.  Y si decides volverte difícil de ser sustituido, empieza por arreglar cualquier relación interpersonal, usar tu imaginación, conocimiento, tiempo y esfuerzo para hacer algo grande con lo que se te da; y todo porque de fondo tu motivación ulterior es servir para el ojo de Dios, de quién al final, son las recompensas verdaderas.

EL PODER DEL ORDEN

Intento dar una definición de “orden”, que espero, podamos coincidir.  Orden es… ubicar inteligentemente en pro de la funcionalidad y por ende, la productividad.  Si miro mi escritorio veo que tengo cosas a la derecha y a la izquierda de mi laptop, y lo que que está a un lado y a otro debe estar ahí.  Por ejemplo, mi impresora no puede ir a la derecha, mi disco duro externo no puede ir a la derecha.  Sería un desorden si ubico esas dos cosas en otro lugar.

¿Te ha pasado que no encontrar las llaves te ha echado a perder el día?  ¿Dónde estarán?  Hay una razón inteligente, no solo de ornato, belleza o agrado visual para poner las cosas en su lugar.  Vamos a ver siete.

Order2


1. Somos más productivos.

Si cada mañana llegas tarde al trabajo porque no encuentras las llaves del automovil, la camisa que querías, los zapatos que combinan con la ropa, los libros del curso que estás tomando, etc., etc., etc., eso afecta tu desarrollo profesional, laboral, y estudiantil.  Además de enojos, estrés, disgustos y discusiones que echan a perder las buenas relaciones.

2. Tenemos más posibilidades de prosperar.
Mucha gente tiene problemas económicos serios, no porque no le alcanza.  La razón número uno es mala administración, y la mala administración es por falta de orden en el uso de las finanzas.  Si “ubicas inteligentemente” tu dinero, no lo vas a usar para comprar lo que no debes comprar, no vas a adquirir una deuda que luego no vas a poder pagar, etc.  Orden y prosperidad van de la mano.

3. Hay mayor seguridad.
Muchos accidentes son producto del desorden.  Si no hubiese líneas que dividan los carriles de las carreteras, ¿qué pasaría?, o más bien, ¿qué no pasaría?  ¿A cuántos de los que trabajan en las pistas de los portaaviones (como vimos ayer), los despegues o aterrizajes les cortarían la cabeza?  Si no hubiera un árbitro que ponga orden en la cancha de fútbol, ¿cómo terminaría el encuentro?

4. Se aprovecha mejor el tiempo.
Solo pensemos cuando el tránsito en la carretera se desordena, y cada quien se va por su lado, esos desórdenes te consumen tiempo valioso.  Si cada vez que vas a ver tele hay que andar buscando el control debajo de todos los muebles en toda la casa, ¿cuánto tiempo perdiste? (si no es que todo el tiempo dependiendo de lo que se ve).

5. Se trabaja en un mejor ambiente.
Un ambiente desordenado desanima.  El desorden va contra la productividad.  Aunque algunos dicen que trabajan bien en el desorden.  Puede ser cierto relativamente, pero lo que si es cierto absolutamente, es para un grupo trabajando juntos, el mejor ambiente es el orden.  La comunicación, la búsqueda de lo que se ocupa, el movimiento en el espacio de trabajo, y la atención a las visitas es mejor donde reina el orden.

6. Se entienden mejor las cosas.
Un profesor, que cuando enseña, solo dice cosas sin ningún orden, ni el mejor estudiante sale bien cuando le hagan los exámenes.  Si un pastor enseña a sus ovejas en la iglesia, pero no tiene ni pies ni cabeza el discurso, ¿de qué les aprovechará para la fe si no entienden?  Si uno desea arreglar un problema, uno de los principios es entender el problema, y para entender, hay que ordenar todos los elementos.  En realidad, la mitad del problema está resuelto cuando se entiende el problema.

7. Todo fluye con más naturalidad.
Cuando todo está ordenado todo parece muy fácil.  Los choques interpersonales en un equipo, los choques de vehículos en la carretera, los choques en los matrimonios, los atrasos de entrega de una empresa, los atrasos en las salidas de los vuelos en un aeropuerto, el incumplimiento de horarios en reuniones, etc., tienen mucho que ver con el desorden, y se nota porque las cosas no fluyen con naturalidad, sino con tensiones innecesarias.

El proverbio popular que dice: “Donde hay orden, está Dios”, no está lejos de la verdad, pues en el primer capítulo de la Biblia vemos a Dios poniendo orden primero, para luego seguir con lo mayor, la creación del hombre.

LOS MALES DE CREERSE INDISPENSABLE

Creernos indispensables es algo que a todos nos ha pasado.  Si estamos al frente de un proyecto, una empresa, una iglesia, una comunidad, un comité, una familia, etc, es muy probable que hayas tenido esa convicción, de que sin mi aquello no saldría adelante, no prosperaría, o no podrían asumir las responsabilidades que tienen.

Un amigo me contó como de pronto, estando sentado en su oficina, fue sorprendido con un dolor espantoso, le llevaron al Hospital, le revisaron y de inmediato le hicieron una intervención quirúrgica para salvarle la vida de una pancreatitis.  Estuvo tres semanas en cuidados intensivos, y sobrevivió.  En el proceso perdió como cien libras de peso.  Pero también ganó una gran lección: No somos indispensables.  Él estaba preocupado de que sería de la empresa sin él, cómo pagarían la nómina, cómo cumplirían con las demandas.  Estuvo ausente como tres meses, pero todo siguió igual, y entre bromas decíamos, y hasta mejor.  Al final todos morimos.

Indispensable2

Creerse indispensable…
no te permite disfrutar.

Creerse indispensable…
no te permite formar a otros.

Creerse indispensable…
es un ataque de egolatría.

Creerse indispensable…
no permite el desarrollo de los demás.

Creerse indispensable…
no te deja tomar tiempo para ti mismo, ni para tu familia.

Creerse indispensable…
no te da oportunidad de tomar tiempo para descansar.

Creerse indispensable…
te vuelve odioso, soberbio, y solitario.

Solo uno es indispensable… Dios, manifestado en Jesús.

EL PODER DE LAS DECISIONES

Las decisiones tienen que ver básicamente con escoger un curso de acción de entre varias alternativas, y según el curso así el destino o final.  Y la mejor manera de usar las decisiones es cuando tenemos en mente el maximizar los resultados, entonces tomamos la mejor decisión, usando la inteligencia y la sabiduría.

Toma estos siete pinceles, y pinta bien tu destino:

Choose_a_path

1. Desarrolla el hábito de tomar decisiones.
Un personaje de la serie de Batman, creo que se llama “doble cara”, cada vez que va a tomar una decisión lo que hace es tirar un moneda al aire, y según cae, actúa.  Hay gente que no toma decisiones personales, vive a expensas de las decisiones de los demás, o de una simple moneda.

2. Si no usas el poder de las decisiones caes bajo otro poder.
Es decir, si no tomas decisiones sobre lo que comes caes sencillamente bajo el poder de la superviviencia y comes lo que sea.  Si no tomas decisiones sobre tu fidelidad a tu cónyuge caes bajo el poder del instinto.  Y ningún poder supera el de las decisiones.

3. Nos liberamos de ser reactivos.
¿Re-activos o Pro-activos?  ¿Vivimos por accidentes o por propósitos?  ¿Esclavos de las circunstancias o libres para cambiarlas?  Podemos seguir siendo víctimas o tomar el camino de la realización.

4. La mejor forma de expresar nuestra libertad.
Tomar decisiones es una virtud con que Dios nos creó.  Si tu quieres seguir siendo esclavo de un vicio es tu decisión.  Si tu quieres seguir siendo esclavo de alguna mala actitud es tu decisión.  Porque puedes también decidir lo contrario.

5. Hoy soy las decisiones de ayer.
Somos el resultado de todas nuestras decisiones.  Somos la sumatoria de cada una de nuestras decisiones.  La calidad de mi vida refleja la calidad de mis decisiones.  Si tomas decisiones malas el resultado es malo, y si tomas decisiones buenas el resultado en bueno.  Es una ley.

6. El futuro depende de las decisiones.
Podemos ser lo que queramos ser.  Tu decides.  Los mejores resultados son producto de las mejores decisiones.  Si decides eso hoy tu mañana será mejor.  Mira lo que deseas ser y comienza a tomar las decisiones que te acerquen, no que te alejen de ello.

7. Tarea de los líderes.
Si deseas liderazgo en alguna esfera: política, social, laboral, deportiva, intelectual, espiritual, o cualquier otra, tienes que saber que liderazgo y la toma de decisiones van de la mano, y entre mejor tus decisiones, mejor tu liderazgo.  Es uno de los oficios más importantes de los líderes.

Así que, usa el poder de las decisiones, toma decisiones, decide leer todos los días mi blog.  Nos vemos en la cumbre.

¿PARA QUÉ SIRVE EL TALENTO?

Ayer el tema fue TALENTO SIN CARÁCTER.  Y hoy deseo tratar un tema relacionado para valorar en forma correcta el talento.  El talento tiene básicamente dos funciones:

1. Es un recurso para nuestro propio sostenimiento.
Qué importante es explotar nuestro talento.  El problema no es tanto saberlo, creo que la mayoría lo saben, solo pregúntate qué te gusta, qué te satisface hacer, qué llena de gozo tu alma cuando piensas a qué dedicarte, qué inclina tu corazón entre todas las cosas que sabes y haces.  El gran problema es no explotar tu talento.  Tu talento está tan ligado tanto a tu auto realización como a tu supervivencia.  El que tenga talento para la música de seguro que hay algo que puede hacer auto realizándose y generando para sus necesidades.  Al que le gusta escribir debe explotar ese talento.  Al que le gusta dibujar, diseñar, cocinar, pintar, hablar, hacer costura, construir, vender, un deporte o la moda, sembrar o curar enfermedades, etc., etc., debe buscar cómo explotar su talento, porque es una manera de producir riqueza.  Mi motivación es que reconozcas tu talento, y luego enfócate para buscar las actividades donde ese talento se vuelva productivo.  Haz una lista de cosas que puedes hacer basado en tu talento que generen finanzas, y de pronto nos damos cuenta de que nuestro talento, siendo un tremendo recurso, lo hemos tenido adormecido.  Y es hora de despertarlo.

Money

2. Es un recurso para servir.
Aquí no me refiero a ver el don con signo de dólares, sino con signo de manos extendidas.  Pero si se trata de servir, a quién más que al mismo
Dios que me dio el talento.  Hazlo en su casa aquí en la Tierra: La Iglesia.  Si sabes pintar, te aseguro que hay mucho trabajo en su casa.  Si la música es tu talento, ni se diga.  No hay talento que no sea de gran provecho para la casa de Dios.  Enfócate en tu talento y piensa qué puedes hacer para servir al que te lo dio.  ¿Cuántas veces vamos a la casa de Dios solo con la intención de recibir sin pensar en todo lo que nosotros podemos hacer como muestra de nuestra agradecimiento por todo lo que nos ha dado?  ¿Qué talento tienes?  Una vez que lo reconozcas, manos a la acción, no sea que el Señor nos reprenda por no usarlo para Él, y cuidado que tampoco para nosotros.  Empieza este mismo día.

Talents

Explota tu talento.  Sirve con tu talento.

Lugar-Talentos

Estuve hablando el año pasado uno de los temas más prácticos que recuerdo, el cual llamé ENCUENTRA TU LUGAR.  Y es parte de lo que he venido tratando sobre el TALENTO en los últimos dos post.

El talento es como una brújula que te conduce al norte de tu propósito.

Nadie nace por accidente, puede ser que tu nacimiento fue un poco accidentado, producto por ejemplo de una violación, naciste en medio de esa situación convulsa, PERO eso no significa que naciste sin un propósito.  LAS ROSAS NACEN ENTRE LAS ESPINAS.  Todos los que nacemos traemos talento incluido que nos diferencia de los demás, y es por eso que no todo mundo es cantante, o carpintero, o abogado, o zapatero, o comerciante, o pintor, o dibujante, o aviador, o carnicero, o constructor, o electricista, o cualquier otra honorable profesión u ocupación.  Todos esos talentos los necesitamos, sería horrible que todo mundo fuera abogado, con los que hay ya es suficiente, ja ja ja.  Si todo mundo fuera doctor nos perderíamos esos exquisitos platos que elaboran los chefs.  El punto es que NO ERES PRODUCTO DE UN ACCIDENTE BIOLÓGICO, NI EL RESULTADO DE UN JUEGO DE DADOS CÓSMICO, naciste con un propósito que está enmarcado por los talentos que están incrustados en tu ser.

puzzlepiece

Ahora, LO QUE TIENES QUE HACER ES ENCONTRAR TU LUGAR ORIENTADO POR TUS TALENTOS.  No trates de encontrar tu lugar orientado por los talentos de otros, sino por los tuyos.  Si no encuentras tu lugar no te desarrollarás en la plenitud de tu potencial, y nosotros seremos arrollados por tu propio caos; solo imagina qué pasa si el carnicero se dedica a zapatero.  ¿Será por eso que a veces la carne nos sabe a suela de zapato?  ¿Qué pasa si el carnicero se dedica a médico?  (no crean que la tengo contra los carniceros).  ¿Qué pasa si el carnicero se dedica a pastor?  ¡Nos daría buena carne! Carne espiritual.  Ja ja ja.

Puzzle_Life500x300

CUANDO ENCUENTRES TU LUGAR SERÁS FELIZ, EFECTIVO Y PRODUCTIVO, porque eso es lo que produce vivir según los talentos.

Encuentra tu lugar-talento.