Category: Sabiduría

DIEZ LEYES PARA SER UN PAÍS PRÓSPERO

Una de las características de las diez naciones más prósperas de la Tierra es que respetan las leyes.  Si damos una rápida ojeada a esas naciones vemos eso, por ejemplo, Inglaterra.  He estado en esa nación y se ve desde que uno anda en la carretera en auto, o cuando uno camina por sus calles.  Por supuesto, no las cumplen perfectamente, pero tienden a cumplirlos.  Nuestras naciones latinas tienden a transgredirlas, por ejemplo, si no evadiéramos el pago de los impuestos, no habría necesidad de inventar nuevos impuestos, lo que hay que hacer es mejorar la recolección de los tributos para inducir a cumplir ese pago.

Cuando examino cuáles serían las mejores leyes que al obedecerlas generarían prosperidad para las naciones concuerdo con el autor de las diez leyes que harían posible eso.  En forma muy agradable y visual las pongo en esta animación.  Solo medita, y definitivamente llegarías a la misma conclusión, si las ponemos por obra a la humanidad le iría muy bien, y extirparíamos tantos flagelos que tienen enferma a las sociedades del mundo.

Aquí están.

Cuando volvamos a reconocer al Legislador de estas diez leyes, no necesitaríamos tantísimas leyes que solo demuestran que cuando dejamos las leyes mayores y de fondo, las menores y superfluas, no llegan a equipararse.  Es más, queda en evidencia el fracaso cuando las criaturas tratan de administrarse a sí mismos sin tomar en cuenta al Creador.  Sería bueno que oigamos a nivel personal y nacional lo que sigue diciéndonos Dios mismo: “volveos a Mi, y Yo me volveré a vosotros”.

Si deseas compartir este post con tus amigos de facebook usa el link aquí.

DISFRUTA LO QUE TIENES

Parece obvio, pero no es así, debemos ser conscientes de lo que tenemos y disfrutarlo.  Y cuando digo disfrutarlo pienso de inmediato en ser agradecidos por aquello que tenemos.  La forma en que yo lo hago es apreciar, contemplar, tocar, o apuntar hacia algo que tengo y decir: Dios es bueno.  Y eso lo hago con frecuencia, y de paso se los digo a mis hijos e hija.  Les digo: ¡Verdad que Dios es bueno por darnos esto!

Recuerdo a una madre que decía estar como loca por su niño de dos años.  El llanto, los pañales, los desvelos, el tiempo para cuidarlo, y tener que estar pendiente según ella como una esclava y le privaba de poder hacer lo que ella quisiera le había llevado a renegar por ese hijo que tenía.  Pero en el mismo tiempo conocí a una esposa que lloraba desconsoladamente por no poder tener a un hijo.  Esta joven señora daría un brazo por tener ese bebé que estaba, según la joven mamá, poniéndola como loca.  Estoy seguro que la joven esposa estaría feliz con cambiar el pañal asqueroso y mal oliente del bebé.  Una lamentaba lo que no tenía, y la otra lo que tenía.

Lo correcto era que la joven mamá debía disfrutar a su bebé, al fin y al cabo, los hijos crecen tan rápido que hay que disfrutar cada etapa, y esa es muy especial, es esa cuando uno dice: “me los como”.  Ya cuando crecen, y hay que atravesar otras etapas un poco tensas, uno dice: “¿por qué no me los comí?”  Ja ja ja.

La joven esposa debía disfrutar el tiempo que tenía para dedicarse a otras cosas, y en especial disfrutar a su marido, porque al fin y al cabo, la felicidad de un matrimonio no depende de los hijos, sino del amor de la pareja.

La Biblia misma nos dice: “…el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.” (1Ti.6:17).  No es malo disfrutar lo que Dios te ha dado, siempre y cuando no lo hagamos para sentirnos como superior a los demás, ni creamos que las cosas que tenemos define quienes somos, o que ya no necesitamos a Dios, cosa que sería insensato, pues si tenemos algo es por Él.

Conclusión: Hay tantas personas que pasan tanto quejándose por lo que no tienen que dejan de disfrutar lo que si tienen.

LOS TESOROS NO SE SACAN CON PALAS, SE SACAN CON PREGUNTAS.

Todos hemos visto alguna películas de piratas, por lo menos la de “Piratas del Caribe”, y siempre hay de por medio algún tesoro perdido y un mapa que indica con una “equis” el lugar en que se encuentra.  Cuando después de mil aventuras por fin llegan al lugar, sacan las palas para escavar y desenterrar el tesoro.  Pero esos no son los únicos tesoros, ni los más grandes, hay otros tesoros que requieren otra técnica para extraerlos: las preguntas.

Hace años diseñé un modelo de trabajo, y al correr el tiempo conocí personas que venían para conocer lo que estábamos haciendo.  De todos los que han venido los que más me impresionaron fueron los que más nos preguntaron.  Los que no preguntaban nada fueron visitas, pero los que nos preguntaban se convirtieron en amigos, o por lo menos se crearon lazos cercanos.

Uno puede estar al lado de alguien profundamente sabio y no recibir nada de su sabiduría.  Pero si le haces la pregunta correcta saldrán tesoros invaluables cuando comience a contestar.

Muy especialmente deben hacer preguntas los que están bajo la autoridad de otra persona.  Probablemente quien esté como tu superior sabe algunas cosas que con buenas preguntas puedes obtener información clave para que desarrolles mejor tu función.  Y no solo información, sino conocimiento del carácter, pensamiento, sueños, visión, deseos, expectativas, y maneras de ser y hacer las cosas que te harán dar en el blanco cuando se te ha delegado algo.

En lo personal, cuando una persona me pregunta, veo interés de hacer las cosas correctamente, veo dependencia, veo humildad, y veo a alguien enseñable.

Una cosa que he acostumbrado es hacer preguntas para tener acceso a la sabiduría de otros.  Eso me puede ahorrar muchos dolores de cabeza, muchos años de prueba y error, muchos fracasos y pérdidas.  Hacer preguntas es una llave para recibir riquezas que te pueden hacer prosperar, aprender algo clave para tu profesión, atender mejor a una persona, estrechar más una amistad, responder mejor a una autoridad, ser más productivo en cuanto a resultados a tus superiores, y miles de cosas más.  ¡Solo por hacer preguntas!

PONIENDO LA VIDA EN ORDEN

Hace unos días les puse un video del ex-guitarrista de Korn, Brian Head.  Pero este otro es su propio testimonio.  Tomen nota del final, cuando dice: “Soy el segundo”.  Eso se refiere a orden.  Primero es Dios, después nosotros.  Si sigues ese orden estás poniendo en orden tu vida.  Disfruta el video.

Si Dios lo hizo con Brian, si te dejas, Él también puede poner en orden tu vida.

ORDEN ORDEN ORDEN

Estaba viendo un documental sobre la guerra, y se enfocaron en un portaaviones como una de las más grandiosas armas de guerra.  Trecientos metros de eslora (longitud de la embarcación), doscientos de los cuales son para la pista de los aviones.  El acorazado en cuestión tenía capacidad como para cien aviones, y para llevar una tripulación de unos 3000 soldados.  El diseño, la estructura, la operación y su funcionalidad me impresionaron.  Pero lo más impresionante fue un detalle no observable a simple vista: EL ORDEN.

Aircraft

Desde la cocina todo debía ser ordenado, todo justo a la hora, todos los ingredientes correctos, todos los tiempos de cocción cronometrados, todo procurando que nada saliera mal, pues de eso dependía la buena salud de los soldados; por eso el orden.

Luego el orden en la pista misma.  Los despegues, y sobre todo los aterrizajes son preligrosísimos.  El orden de los aviones para sus vuelos deben estar controlados hasta por diferencias de dos segundos.  El movimiento de los soldados sobre la pista debe ser sumamente ordenado en medio de aviones despegando y aterrizando.  Los equipos, según su labor, vestidos de colores diferentes para asegurar que estén en el lugar correcto en el momento correcto.

El orden es importante a la máxima potencia en un asunto esencial: el tiempo exacto de cada despegue.  ¿Por qué?  Porque así calculan, según la cantidad de combustible en cada avión (también ordenadamente controlado), el tiempo de vuelo de cada avión.  Desde la cabina de operaciones del vuelo de los aviones se le avisa a cada piloto hasta donde puede llegar para poder devolverse con el combustible suficiente para el vuelo de regreso al acorazado.  Todo lo que pasaba en ese portaaviones estaba basado en el orden.

Siempre me ha gustado ser ordenado.  No me gusta el desorden.  Seguro por eso vi ese aspecto del orden.  Sin embargo, pensé en qué medida todavía me falta.  Y para muestra un botón: no tengo un archivo en mi laptop con el nombre “Fotosblog”, tengo todas mi fotos en ‘Pictures”, así que si necesito buscar una foto que usé en algún post debo ir a todas las fotos, en lugar de ir solo a las del blog.  El Orden hace las cosas más fáciles.  Pero sobre las motivaciones para ser ordenados…

Mañana seguimos.  Asunto de orden.

LO ÚNICO QUE HACE FALTA ES UNA IDEA

Se que enfrentamos continuamente diferentes situaciones, desafíos, problemas, circunstancias inesperadas fuera de nuestro control, momentos de decisiones, demandas de resultados en el trabajo o en los estudios, etc.,etc. Y pueden ser tantas o tanto el peso de alguna que nos haga pensar en abandonar el barco.

Lo que yo digo es que “lo único que hace falta es una idea”.

Idea3

La mayoría de las cosas las resolveremos con una idea.  El dinero no es la fuente de todas las soluciones, son las ideas.  El dinero no trae las ideas, pero las ideas si pueden traer el dinero.

Cuando estoy con mi equipo y alguno presenta alguna situación empieza la dinámica de encontrar la o las ideas que nos ayudarán a resolver dicha situación.  A veces tardamos horas, pero seguimos porque estamos convencidos de que debe haber una idea que nos ayude a encontrar la solución.  Tienen que brillar las ideas.

Idea5

Gastamos demasiada energía mental, emocional y espiritual en ser pesimistas, negativos, auto-destructivos, y depresivos.  Mejor usemos esa energía en pensar ideas para resolver, cambiar, mejorar, producir, prosperar, amar, servir, construir, y avanzar.  Las ideas son como puertas que nos conducen al lugar correcto.  Solo debemos abrirlas, porque mientras permanezcan cerrados seguiremos de este lado sin disfrutar lo que está al otro lado.  Y con una idea nada nos puede parar.

Idea1

La palabra “idea” en griego significa “forma”, “apariencia”, “modelo”, y se deriva de “eidon” que significa “yo ví”.  Así que cuando tu tienes una idea significa que haz visto la forma de algo que nos ayudará a resolver o innovar alguna situación.  Sin ideas, recordando que significa “yo ví”, estamos ciegos, nunca veremos la salida.

Idea2

Las palabras en griego para “idea” también se relacionan con “saber, comprender y reconocer”.  Cuando buscamos una idea estamos buscando sabiduría, comprensión y reconocimiento para ver bien y así pasar de la situación actual a la situación ideal.  Lo único que hace falta en una idea.  Y si hay alguna fuente para tener ideas recurre al que hizo todas las cosas y todas las criaturas, que se reveló en la persona de Jesús.