Category: Muerte

ME BURLO DE LA MUERTE

Hoy enterramos a mi abuela Undina, de cariño Tita, tenía 93 años.
Mi mamá, sus hermanos y hermanas, nietos y bisnietos nos reunimos para los actos del sepelio.

Todos moriremos.  Y sé que la mayoría teme a este espectro, tanto que mejor no hablamos de ello, hagamos como que no existe, sigamos en la fiesta, que nadie venga a ser aguafiesta.  No quiero ser ese aguafiestas, más bien espero darte alguna luz sobre como enfrentarla y vencerla, así como oye, vencerla.  Me uno al que dijo: ”¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?”.  Este hombre fue el primero en decirlo de esta forma que yo llamo “burlarse de la muerte”.  ¿Dónde estás muerte, dónde tu veneno, dónde tus heridas, dónde tu poder, dónde tus punzadas fatales?  Enfrentar la muerte así es burlarse de ella.

Hay cinco cosas básicas que debemos saber de la muerte:

Death

  1. La muerte empezó cuando nos separamos de Dios por desobediencia (Gn.2:17).  Dios no quería que muriéramos, más bien nos advierte para librarnos.  Muerte significa separación (citada más de 300 veces en la Biblia), y Él no nos hizo para separarnos sino para tener comunión con él y disfrutar la inmortalidad.
  2. La muerte es un sueño (Jn.11:11-14).  La muerte como un sueño es citada más de 50 veces en la Biblia.  Es un estado de inconsciencia donde no sabemos lo que está pasando (Ec.9:5,6,10).  Cuando una persona muere lo próximo que sabrá es que será despertada.  Para unos será despertar para disfrutar la mejor existencia concebible, y para otros será para tener pesadilla eterna más espantosa concebible.
  3. La muerte es seguida por la resurrección (Jn.5:28,29).  Todos volveremos a vivir después de muertos, solo que unos a condenación eterna y otros a vida eterna.
  4. La muerte seguida por la resurrección será seguida por una transformación (Fil.3:21; 1Co.15:51-54).  Los que resucitan a vida eterma comenzarán a disfrutar cuerpos glorificados donde nunca más el cansancio, la ceguera, las deformidades, o cualquier otro defecto serán parte de nosotros .  La inmortalidad que Dios quiso que tuviéramos ahora será una realidad eterna.
  5. La muerte nunca más producirá muerte (1Co.15:55,56).  Cuando Jesús murió estaba terminando con el poder del pecado pues Él estaba tomándolo por nosotros, y cuando resucitó por el poder de Dios estaba demostrando su poder sobre la muerte, de ahí que el Apóstol Pablo es quien dice: “¿Dónde está, oh muerte… tu victoria?”.  La muerte será anulada por siempre, y librados de ella los que confiaron en el Señor, pero escalvizados a ella los que rechazaron su sacrificio en la cruz.

Para nuestros seres queridos la muerte es dormir plácidamente hasta el momento en que el Señor les despertará para entrar a la más maravillosa experiencia que ni la imaginación más brillante nos puede dar un asomo de lo glorioso que será.  Por ahora es solo un adiós, que estoy seguro, lo pasado en la Tierra no tendrá relevancia para ser recordado porque seremos absorbidos por la gloria futura a la que despertaremos.  A-le-lu…..¡ya!

Ahora, ¿qué estamos haciendo para que nuestros seres queridos y el resto de la gente no tenga el peor despertar que durará por la eternidad?  Pero por otro lado, ¿no es glorioso saber cómo será mi despertar ahora que estoy en Cristo?

Desde ya, me burlo de la muerte.