Category: Inteligencia

UN ACTO ESPIRITUAL QUE ES INTELIGENTE, MUY INTELIGENTE

Compartía recientemente lo que el versículo 1 de Romanos 12 detona.  Y es que ese versículo es realmente un detonante, un detonante de una explosión de extraordinarias realidades.  Ya casi les hago la lista de esas realidades, pero antes veamos un poco más de cerca este tremendo pasaje de la Biblia, que de paso, nos dice que hacer lo que nos recomienda es un acto espiritual inteligente, muy inteligente.

Romanos 12:1
“Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.”

Noten que es un ruego, lo cual nos indica que es algo necesario de hacer con sentido de urgencia.  Y como motivación para que lo hagamos no es algo como que es una orden, o porque hay juicios de por medio, es más bien por las misericordias de Dios, lo cual no indica lo bueno que es hacerlo.  Y antes de ir a la siguiente parte, que es lo que nos dice que hagamos, quiero que noten las palabras finales: “que es vuestro culto racional”.  Culto es una acto espiritual, y racional es sinónimo de inteligente, de ahí que “culto racional” se puede parafrasear como “acto espiritual inteligente”, o sea, que hacer lo que nos ruegan es una demostración de inteligencia espiritual.

¿Y qué es lo que nos piden?  “…que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo, santo, agradable a Dios…”.  Presentar tu cuerpo requiere que tengamos dos cosas, un cuerpo, y que queramos proceder inteligentemente y espiritualmente.  La primera todos lo podemos cumplir fácilmente porque todos tenemos “un cuerpo”.  La segunda puede ser que ya no todos la cumplan porque requiere actuar inteligente y espiritualmente, pero es tan importante, que les animo para que lo hagamos, y los resultados de hacerlo bien lo merece.  Una lectura de los siguientes versículos de Romanos 12, específicamente desde el versículo 2 hasta el 8, lo muestra.

Les hago una lista de lo que se desata, se libera, o como dije antes, se detona, todo a partir de hacer lo del versículo 1:

1. Una vez que presentas tu cuerpo a Dios sigue la renovación de tu entendimiento, y esto genera el cambio de nuestra vida.

2. Después comenzamos a experimentar la voluntad de Dios para nuestra vida.  ¡Que tremendo!

3. Se desarrolla en nosotros una correcta auto-estima.  ¡Maravilloso!

4. Comienzan a fluir con más libertad los dones del Espíritu Santo.  ¡Wow!

Entonces a practicar este explosivo principio de Dios.

CONVIÉRTETE EN UNA PERSONA CINCO ESTRELLAS

Muchísimas cosas pueden definir a una persona, así que me aventuro a decir que dentro de todo ese abanico de posibilidades, hay cinco factores que son los que más pueden entrar en juego para definir a una persona como cinco estrellas, es decir, fuera de lo común, del más alto nivel.  Por supuesto, el tema queda abierto para sus comentarios y aportes, pero creo son cinco los pilares que harán que seas una persona completa, que si los tenemos nos convertiremos una mejor persona, cinco estrellas.

Voy a ir mencionando los factores en el orden de menor a mayor valor.

1. Apariencia.
Debemos cuidar nuestra apariencia, para que sea una buena apariencia.  Me refiero a salud, buena condición física, suficiente descanso, peso proporcional a nuestra estatura y edad, cuidado personal exterior como buen aliento, bien peinado, bien vestido (lo cual no quiere decir ropa cara), bien presentable a los demás.  Para una buena primera impresión no hay dos oportunidades.

2. Inteligencia.
Todos somos inteligentes.  Pero no todos la usan.  Todos tenemos un cerebro.  Solo tenemos que usarlo.  Algunos dicen que la mayoría solo llegamos a usar el 10% de nuestro cerebro, en el sentido de que ese es nuestro límite, y que no somos capaces de más, excepto algunos privilegiados como Einsten, que los mismos proponentes de ese mísero límite, dicen que usó el 20%.  La verdad es que todos podemos usar el 100% de nuestro cerebro, solo tenemos que usarlo.  Sencillo.  Todos podemos aprender idiomas, almacenar información, aprender profesiones, desarrollar destrezas, memorizar nombres, etc., etc., etc.  Y claro, usar todo eso para tomar buenas decisiones, prosperar y ayudar a otros.

3. Estabilidad emocional.
¿Cuánta gente conozco que tiene tremendos talentos, maravillosos dones, increíbles capacidades, PERO son tan inestables emocionalmente?  Lo que tienen de inteligentes y buena apariencia les falta de estabilidad emocional, y eso es como tener grande hoyos en el fondo del bote en alta mar.  Un día quieren una cosa, y el otro día quieren otra diferente.  Un día confían y el otro desconfían.  Un día tienen tremendos sueños, el otro día renuncian a sus sueños.  Un día dicen que mueren contigo, el otro día te abandonan.  Estabilidad es la palabra clave.  Dice la Biblia que los de doble ánimo, ni siquiera esperen recibir algo de Dios (Stg.1:6-8).  ¡Eso es muy fuerte!  Ni Dios avala a los inconstantes.

4. Generosidad.
Las buenas relaciones con los demás son importantísimas.  El buen trato, la amabilidad, la consideración a otros, etc.  Pero si hay algo que entre todas esas manifestaciones interpersonales es superior, es la generosidad hacia los demás.  Es romper con el solo pensar en mi, sino también en el bienestar de los demás.  Y si eres generoso no eres avaro.  Y el orden es así.  Primero generoso con Dios, segundo con tu familia, tercero con los que te rodean en una relación vital, cuarto con los que te rodean en el trabajo o estudio, cinco todo el mundo.  Sin embargo, no podemos ayudar a todo el mundo, pero si cada uno ayuda los cercanos, al final ayudamos a todos.  Y otra cosa, parece que algunos se oponen a que prosperes, pero si ves la prosperidad como una manera de ayudar mejor a otros, esa prosperidad es necesaria.

5. Espiritual.
Cómo dije, estoy haciendo mención de estos cinco factores, empezando con el menor y terminando con el mayor.  ¿Y cómo no va a ser este el mayor?  Pues, ¿de qué le sirve al hombre ganar el mundo entero con todas sus riquezas, ser Miss Universo o Mister Atlas, pero perder su alma?  Debemos buscar el reino de Dios antes que cualquier otra cosa.  Debemos volver al creador del cielo y de la tierra, no por nuestros caminos, sino por el único camino que lleva al Padre, Jesús.  Y todo el que recibe a Jesús recibe la vida eterna y entra en una comunión con el Espíritu Santo que nos conduce en la verdad y la vida en abundancia.

Si no has empezado… ¡Comienza a convertirte en una persona cinco estrellas!

DOS CLAVES PARA UN PRÓSPERO AÑO 2010

Pensando en el año 2010 tenía la convicción de dos cosas que serán claves para que este año sea próspero.  Escuchaba a un amigo confirmando estas dos claves que les comparto cuando mencionaba un proverbio que dice: “El alma del perezoso desea, y nada alcanza; Mas el alma de los diligentes será prosperada.” (Pr.13:4).

Estas son las dos claves:

1. Trabajo.
El deseo no es suficiente.  Con solo el deseo no se alcanza nada.  Se debe ser diligente, es decir, trabajar.  Este año es año de trabajo, no para perder tiempo viendo televisión por horas y horas.  No es tiempo para andar socializando con amigos y descuidando los estudios.  No es tiempo para trasnochar y llegar tarde a las labores.  No es tiempo para andar navegando por internet curioseando sin algún enfoque particular que pueda contribuir más bien a tu desempeño, y por andar navegando así puedes naufragar peligrosamente y hasta fatalmente.  Trabaja con dedicación, con pasión, y responsabilidad.  Cuando digo trabajo, no me refiero a trabajo duro, sino a trabajo inteligente, que bien puede implicar trabajo duro, en el sentido de diligencia, pero sobre todo con inteligencia.

2. Formación.
Esta es la segunda palabra para estas doce claves para tener un próspero 2010.  Concéntrate este año en tu formación personal.  Que este año te desarrolles y venzas defectos que todavía estuvieron presentes en el año pasado.  Que se acabe la mentira en tu personalidad.  Que se acaben los temores y las depresiones.  Que se acaben las faltas de educación y defectos de carácter.  Si nos dedicamos a crecer personalmente, seremos como árboles que no importa los vientos que soplen, ya no somos como cañas que dobla el viento, sino como robles que lo parten.

Por supuesto, este blog no es un estudio sobre estos aspectos, sino una motivación que cada uno debemos aplicar de la mejor manera.  Hazlo, y te aseguro, que si te dedicas a este aspecto externo del trabajo, y al interno de tu personalidad, el año 2010 será no solo un deseo de que sea próspero, sino una realidad.

EL PODER DEL ORDEN

Intento dar una definición de “orden”, que espero, podamos coincidir.  Orden es… ubicar inteligentemente en pro de la funcionalidad y por ende, la productividad.  Si miro mi escritorio veo que tengo cosas a la derecha y a la izquierda de mi laptop, y lo que que está a un lado y a otro debe estar ahí.  Por ejemplo, mi impresora no puede ir a la derecha, mi disco duro externo no puede ir a la derecha.  Sería un desorden si ubico esas dos cosas en otro lugar.

¿Te ha pasado que no encontrar las llaves te ha echado a perder el día?  ¿Dónde estarán?  Hay una razón inteligente, no solo de ornato, belleza o agrado visual para poner las cosas en su lugar.  Vamos a ver siete.

Order2


1. Somos más productivos.

Si cada mañana llegas tarde al trabajo porque no encuentras las llaves del automovil, la camisa que querías, los zapatos que combinan con la ropa, los libros del curso que estás tomando, etc., etc., etc., eso afecta tu desarrollo profesional, laboral, y estudiantil.  Además de enojos, estrés, disgustos y discusiones que echan a perder las buenas relaciones.

2. Tenemos más posibilidades de prosperar.
Mucha gente tiene problemas económicos serios, no porque no le alcanza.  La razón número uno es mala administración, y la mala administración es por falta de orden en el uso de las finanzas.  Si “ubicas inteligentemente” tu dinero, no lo vas a usar para comprar lo que no debes comprar, no vas a adquirir una deuda que luego no vas a poder pagar, etc.  Orden y prosperidad van de la mano.

3. Hay mayor seguridad.
Muchos accidentes son producto del desorden.  Si no hubiese líneas que dividan los carriles de las carreteras, ¿qué pasaría?, o más bien, ¿qué no pasaría?  ¿A cuántos de los que trabajan en las pistas de los portaaviones (como vimos ayer), los despegues o aterrizajes les cortarían la cabeza?  Si no hubiera un árbitro que ponga orden en la cancha de fútbol, ¿cómo terminaría el encuentro?

4. Se aprovecha mejor el tiempo.
Solo pensemos cuando el tránsito en la carretera se desordena, y cada quien se va por su lado, esos desórdenes te consumen tiempo valioso.  Si cada vez que vas a ver tele hay que andar buscando el control debajo de todos los muebles en toda la casa, ¿cuánto tiempo perdiste? (si no es que todo el tiempo dependiendo de lo que se ve).

5. Se trabaja en un mejor ambiente.
Un ambiente desordenado desanima.  El desorden va contra la productividad.  Aunque algunos dicen que trabajan bien en el desorden.  Puede ser cierto relativamente, pero lo que si es cierto absolutamente, es para un grupo trabajando juntos, el mejor ambiente es el orden.  La comunicación, la búsqueda de lo que se ocupa, el movimiento en el espacio de trabajo, y la atención a las visitas es mejor donde reina el orden.

6. Se entienden mejor las cosas.
Un profesor, que cuando enseña, solo dice cosas sin ningún orden, ni el mejor estudiante sale bien cuando le hagan los exámenes.  Si un pastor enseña a sus ovejas en la iglesia, pero no tiene ni pies ni cabeza el discurso, ¿de qué les aprovechará para la fe si no entienden?  Si uno desea arreglar un problema, uno de los principios es entender el problema, y para entender, hay que ordenar todos los elementos.  En realidad, la mitad del problema está resuelto cuando se entiende el problema.

7. Todo fluye con más naturalidad.
Cuando todo está ordenado todo parece muy fácil.  Los choques interpersonales en un equipo, los choques de vehículos en la carretera, los choques en los matrimonios, los atrasos de entrega de una empresa, los atrasos en las salidas de los vuelos en un aeropuerto, el incumplimiento de horarios en reuniones, etc., tienen mucho que ver con el desorden, y se nota porque las cosas no fluyen con naturalidad, sino con tensiones innecesarias.

El proverbio popular que dice: “Donde hay orden, está Dios”, no está lejos de la verdad, pues en el primer capítulo de la Biblia vemos a Dios poniendo orden primero, para luego seguir con lo mayor, la creación del hombre.

PREGUNTA PREGUNTA PREGUNTA

Mejor pasar por ignorante un momento que ignorante toda la vida.  Si hay algo dañino, limitante, y esclavizante, es la ignorancia. La ignorancia hace que nos equivoquemos.  Si tu no sabes como hacer algo eso te puede impedir un mejor puesto, un ascenso, o tener tu propia empresa.  La ignorancia te puede conducir mal, y terminar en otro destino totalmente diferente al que debiste llegar.  La ignorancia te puede hacer perder grandes cosas.  Déjenme darles un ejemplo.

Question1

Una persona quedó deslumbrada cuando un africano le mostró un diamante.  Le contó que ese diamante era suficiente para vivir toda la vida sin volver a trabajar y dar herencia a sus hijos.  Aquél hombre tomó la decisión de irse de su país y dejar a su familia para ir en búsqueda de uno de esos diamantes.  Llegó al lugar, buscó, y buscó, y nunca encontró nada.  Frustrado envió una carta despidiéndose de su familia, y se quitó la vida.  Más adelante, en la choza donde murió aquél, llegó un monje a hospedarse.  Cuando amaneció fue a lavarse a un riachuelo que pasaba detrás de la choza.  Al meter sus manos para tomar agua sacó una piedra, diferente a las demás, era un diamante, y justo ahí se descubrieron las minas de diamantes más grandes del mundo.  Aquél que murió frustrado estuvo ahí, en las minas de diamantes, PERO NO LO SABÍA.  Y murió rico, PERO NO LO SABÍA.

Para salir de la ignorancia hay una herramienta poderosa, y se llama: Preguntar.

Cuando tu preguntas:

1. Demuestras tu humildad.

2. Sales de la ignorancia.

3. Recibes la sabiduría de otros.

4. Acortas el camino de las soluciones.

5. Aprovechas más el tiempo.

6. Valoras a los demás.

7. Los demás te ven con buenos ojos.

En el mundo actual preguntar es muy fácil.  ¿Qué no aprender por medio de la Internet?  Como dice mi esposa Ligia (www.ligianoemi.com): ¿Qué no se encuentra en Internet?  Hace unos días aprendí a usar Indesign CS4, y trucos que hasta diseñadores viejos no conocían.

La Información que necesitas alguien la tiene, en persona o por internet, lo único que impide que la tengas es que no preguntes, pero cuando preguntes, ríos de conocimiento y sabiduría están a tu disposición.

MUCHOS HACIENDO POCO

Estábamos organizando en mi reunión de Staff Creativo, que componemos unas quince personas de diferentes departamentos, las diferentes responsabilidades que tienen algunos miembros de mi equipo porque detectamos algunas fallas por la simple razón de que no pueden hacer dos cosas a la vez, es imposible mientras estemos en este cuerpo, estar en dos lugares al mismo tiempo.

Esto nos llevó, como siempre, a buscar soluciones.  La primera solución fue delegar en personas que todos conocemos.  El problema era que esas personas ya estaban activas en algo y lo que haríamos sería recargarles, o nada más pasarles de un lado a otro, y lo que yo quería era que más personas, que ni siquiera supiéramos que estaban ahí, fueran descubiertas para delegarles esas funciones, y así unos quedaban más libres de hacer bien una cosa, y nuevas personas se sumarían haciendo más grande la fuerza activa de colaboradores.  Como las hormigas, muchas trabajando juntas, y logran cosas que solas jamás harían.

Ants4

Estas son las ventajas de muchos haciendo poco:

1. Más personas se vuelven activas.
Cuando pocos hacen todas las cosas están absorbiendo las oportunidades para que otros participen, y lo que tenemos es una gran cantidad de espectadores, no porque quieran, sino porque no tienen la oportunidad.  En nuestro caso no deseamos cerrar las puertas, sino abrirlas a más colaboradores.

2. Más personas se alegran al ser tomadas en cuenta.
Muchas personas desean servir, y cuando se les da oportunidad eso produce sentido de pertenencia y realización.

3. Se descentraliza el poder.
Si una persona hace muchas cosas su poder es proporcional a todas las funciones bajo su responsabilidad.  Y si por alguna razón falla las consecuencias son tan grandes como su responsabilidad.  A mayor responsabilidad mayor la consecuencia, y a menor responsabilidad menor impacto.  Por eso no es sano que una persona tenga, en una estructura, demasiado poder.

4. Sustituir es más fácil.
Si una persona debe ser sustituida de una posición resulta más sencillo si su área de poder era pequeña, y además, es más fácil encontrar a una persona con una habilidad, que una con muchas habilidades para sustituir a la que estaba en muchas cosas.

5. Nos volvemos más efectivos.
Es mejor que una persona haga solo una cosa dedicando el 100% de su potencial, que intentar dos, tres y hasta más cosas teniendo que dividir el 100% de sus capacidades entre todas sus ocupaciones.

6. Se descubren nuevos talentos.
Al incorporar a otros al equipo de colaboradores, tendremos la sorpresa de conocer a personas con talento que darán la talla para hacer tan bien y hasta mejor lo que otro estaba haciendo.  Y al final quien sale ganando somos todos.  La corporeidad sobre la individualidad.

7. Nadie colapsa.
Si una persona comienza con gozo a realizar sus tareas, pero poco a poco asume otras funciones, y por ello se le presiona a ser efectivo en todo, poco a poco lo que le alegraba se torna una pesada carga, y si por fallar se le reprende una y otra vez, terminará por renunciar afectando las relaciones personales.  Y como dije, el impacto, por su amplia responsabilidad, será muy negativo.

Es mejor muchos haciendo poco que pocos haciendo mucho.