Category: Acknowledgment

CRONOS VS. KAYROS

Este post es muy importante, revisa como saber que cuando se usa “kairos” la interpretación del versículo se ve enriquecida en gran manera, y como también, cambia nuestra perspectiva de la vida, la cual no consiste en la duración del tiempo que vivamos (cronos), sino en los momentos particulares altamente significativos (kairos).

Lee los versículos y repasa las definiciones.

CRONOSvsKAIROS

La vida transcurre en el cronos, pero está hecha de kairos.

¡MIRA HACIA ARRIBA!

Mirar hacia arriba es una muy buena costumbre si queremos prosperar, avanzar, y desarrollarnos mucho más.  Cada uno tiene un propósito en la vida, y según sea este, así nos desenvolvemos.  Si lo tuyo es la agricultura, y tu pasión son las tierras y ciertos productos, de seguro que otros en otras partes del mundo tienen la misma pasión, y han logrado algunos conocimientos y técnicas que los han llevado a desarrollar su área de formas extraordinarias, más efectivas, más productivas, más rentales, y hasta más rápido.  Entonces, si quieres prosperar, avanzar y desarrollarte mucho más, bueno sería mirar hacia arriba y ver lo que están haciendo para tomar esos modelos.

Siempre hay alguien más arriba sobre la posición que ocupamos hoy, y eso no es malo.  No es para hacernos sentir menos que otros, para menospreciarnos y descalificarnos.  Eso no sería justo.  La gente que está más arriba tuvieron algunos “secretos” sobre uno, que les llevó a estar arriba.  Eso no debe provocar que los odiemos, los tratemos de minimizar, criticar, hablar mal de ellos por pura envidia.  Y por lo que he caminado en la vida me parece que es una de las primeras reacciones que toman muchos.  Sin embargo, lo mejor sería ver cómo fue que llegaron a estar arriba, y en forma honesta y humilde, tener un espíritu enseñable para aprender de ellos.

Los que hablan mal de los que han llegado arriba es por tratar de justificar el ser unos fracasados.  Porque un exitoso cuando ve a otro exitoso produce que ambos se sienten felices el uno del otro.  Pero siempre un fracasado se siente mal cuando ve que otro ha llegado arriba, y trata de alguna manera de hacerle caer, de que otros vean que no es tan bueno como parece, y arden de descosntento por su éxito.  Esa no es la actitud ni inteligente ni menos espiritual.  Es una actitud torpe y satánica.  La mejor actitud es tomar nota y ver que nos puede ayudar a llegar arriba como ellos lo hicieron.  Porque si ellos lo hicieron es señal de que nosotros también podemos.

Si el caso es que no hay nada nuevo que aprender de los que han llegado arriba, por lo menos, el mirar hacia arriba nos dará una poderosa inspiración para lograr lo mismo.

Cuando lleguemos arriba recordemos eso, que por lo menos seamos de inspiración a los que vienen abajo, y que no olvidemos que una vez fuimos de los de abajo, y que nos hubiera gustado mucho que nos trataran como los que íbamos para arriba.  Por eso, viendo a muchos llegar arriba es que siempre digo: VAMOS PARA COSAS GRANDES.

Mira hacia arriba, y que no te consuma la envidia, que te consuma una poderosa inspiración para llegar también arriba.  ¡Nos vemos en la cumbre!

EL BURRO SONRIENTE

Llegaba Tiger Woods al hoyo 18, después de una ronda no muy buena, pero de todas formas es el número uno del golf mundial.  La gente, toda la gente en las tribunas improvisadas alrededor del green del hoyo dieciocho ovacionaron a Tiger, gritando su nombre mientras aplaudían efusivamente.  A todo esto, Tiger caminaba lento pero seguro, con su manos en las bolsas, con su mirada fija, casi hacia abajo, pero de vez en cuando miraba al público siempre serio pero con buen ánimo.

Tiger_Woods

TigerWoods

Lo que me llamó la atención y me hizo reír mucho fue su compañero de ronda, que me reservo todos sus datos por razones obvias, pero me pareció tan tonto.  Cuando la gente aplaudía, más bien, ovacionaba, se quitaba su gorra para saludar al público (en su defensa tengo que decir que era la primera vez que jugaba el abierto de… uuuyyyyy que lo digo), bueno era su primera vez, pero la cosa es que la gente estaba eufórica por ver a Tiger, gritaba y aplaudía y silbaba y arengaba, pero era por Tiger, era por el Tigre no por el burro, él seguro pensó: “wow, me conocen, gracias, gracias”.

Eso me hizo pensar inmediatamente en una historia de la Biblia, aquella cuando Jesús entraba a Jerusalem y la multitud gritaba alabanzas en un desfile digno de un rey.  Se imagina al burro diciendo:  “Wow, me conocen, no sabía que yo era tan famoso, gracias, gracias”.  Yo creo que eso nos ha pasado a otros (me incluyo) muchas veces.  Nos adjudicamos glorias que no son nuestras, son del mentor que invirtió su tiempo, sabiduría y vida en nosotros.  Nos adjudicamos triunfos que son del equipo que trabaja con nosotros.  Nos creemos los arquitectos de nuestra vida cuando ha sido el que iba sobre el burro de la historia el que nos ha diseñado un buen destino, y no le damos gracias.

¡Qué burros!