Category: Dreams

CINCO CLAVES PARA DESARROLLAR UNA FORMA DE PENSAR POSITIVA (4)

Hoy termino esta serie de CINCO CLAVES PARA DESARROLLAR UNA FORMA DE PENSAR POSITIVA, que más que ideas, pensamientos en el aire, hipótesis y tesis, han sido ejercicios para el alma para el bien personal y de los demás.  Y claro, como el mejor resultado, lo que he estimulado es que cosechemos una forma de pensar positiva.  El fundamento ha sido que si “cambiamos de manera de pensar, cambia nuestra manera de vivir”.  Por tanto, si nuestra forma de pensar es positiva, así será nuestra forma de vivir.  Y como he dicho, es una de las verdades más extraordinarias para el género humano que aprendí de la Biblia (Ro.12:2).  Ahora la quinta clave.

FutureIsBest

5. Adoptemos la actitud de que el futuro será mejor.

Sueña.  A Robert Kennedy le gustaba decir: “Ciertos hombres ven las cosas tal como son, y se preguntan, ¿por qué?.  Yo sueño con cosas que nunca ocurrieron, y me pregunto, ¿por qué no?”.  La gente que piensa positivamente no es conformista y menos fatalista.  El conformista ve las cosas tal como son y no hace, ni quiere hacer nada, para que las cosas cambien.  El fatalista tampoco hace nada para evitar eso que él dice que viene que será peor que lo actual, solo pasa diciendo, sin hacer nada para evitarlo.  Su contínua confesión es que las cosas para su familia serán cada vez peores, que las cosas para su país serán cada vez peores, y entonces, antes de tiempo se echa a morir.  No te eches a morir.  Si cambias de manera de pensar cambias de manera de vivir.

Sé que pensar que las cosas pueden mejorar es un esfuerzo enorme para más de uno, pero hay mucho más que ganar que lo que se puede perder.  Si comenzamos a creer que sí puede haber algo mejor en el futuro, entonces respiremos profundo, y antes de renunciar intentémoslo de nuevo, y cuantas veces sean necesarias.  Prefiero morir intentándolo, que morir rindiéndome.

Una cosa que a mi me ayudó fue romper con la religión, tal como se concibe tradicionalmente.  Eso de un conjunto de normas que me dicen lo que NO debo hacer dictadas por un “dios” a cincuenta mil años luz sentado en una nube, listo para castigar todas mis desobediencias.  Ese “dios” no es el Dios de la Biblia.  Dios es bueno.  Entonces, ¿qué esperar de un Dios bueno?  ¡Solo cosas buenas!  Sin embargo, los conformistas y fatalistas, cuidado que sean hijos de la religión hueca, porque está vacía de la concepción del Dios bueno que, aun siendo malos, hace salir el sol, y hace llover, tanto para malos como buenos, solo por eso, porque Él es bueno, y para siempre es su misericordia.

Te animo a tomar una de mis frases no patentadas, por lo que puedes usarla sin permiso: “Vamos para cosas grandes”.

Los “Rompe-Límites”

Sin esta clase de gente, los “rompe-límites”  ni siquiera habríamos salido de las cavernas.  Pero algún antepasado nuestro rompió los límites, se arriesgó y nos impulsó al siguiente paso.  Y así pasaron los años hasta que otro rompe-límites vino, tal vez fue el que trajo la iluminación en las calles de las primeras ciudades usando gas, y luego otro volvió a romper los límites y lo hizo iluminando con electricidad, y luego vino otro y perfeccionó lo anterior.  Luego vino otro rompe-límites y pensó en comunicación por voz directamente entre interlocutores, y ya no por frases cortas de telégrafo, y luego vino otro y pensó en teléfonos en todas las casas, luego vino otro y pensó en teléfonos portátiles para todas las personas, y luego viene otro y piensa es transmisión ya no de voz sino de video, y así vamos.  Esto es un resumen resumido solo de una cosa, pero cuántas más disfrutamos por esa gente rompe-límites.

Rompe-Límtes

Hay algunas características que son comunes en los “rompe-límites”:

  1. Ven con los ojos.  Parece tan sencillo, ver, pero la mayoría no lo hacen.  Prácticamente hacen las cosas automáticamente.  Ya no ven que algo se puede mejorar.  Ya no ven la suciedad.  Ya no ven otras posibles formas de hacer lo que hacen.
  2. Ven con el corazón.  Del punto donde están se levantan en la línea del tiempo para ver años, decenios y hasta centurias por delante, y hacen de su visión su futuro.
  3. Creen.  Están seguros que ellos pueden cambiar las cosas.  En su mente no hay muros infranqueables, hay túneles para atravesar las montañas de obstáculos.
  4. Son creativos.  Ponen los recursos de la imaginación a funcionar a toda máquina, y están persuadidos de que si se puede hacer aquello que imaginan.
  5. Son perseverantes.  Claro, porque creen en lo que hacen.  Sienten que han nacido marcados para cumplir con un destino superior a lo que ellos mismos pudieron escoger, así que se comprometen consigo mismos sin importar el precio que deban pagar.  Son gente que no se rinde, si fallan lo vuelven a intentar, y si fallan, lo vuelven a intentar, y si fallan… ya sabe.
  6. Trabajan en equipo.  Es tan grande lo que visualizan que hacerlo solos es un impedimento para el éxito, así que entienden la importancia de un equipo, y no de cualquier equipo, de un equipo de lujo.  Tal vez el más grande de los impedimentos prácticos para llegar a la meta sea un mal equipo.  Por eso se vuelven estrictos con su equipo solo para retarlos a sacar lo máximo.
  7. Piensan en grande a favor de los demás.  No son egoístas  motivados solo por el beneficio personal, son motivados por los beneficios que traerán a los demás.  Hay un deleite en eso, y esa es su mayor recompensa.

Vuélvete un “rompe-límites”.

Condición Esencial para Soñar

Soñar requiere ser libre de espíritu.

Si hay alguna atadura es imposible soñar.  Si en tu mente hay muros que la rodean, y no los logras vencer, no puedes soñar.  Si crees que nunca prosperarás, eso pasará, y soñar con libertad financiera no es una opción.  Si crees que no tienes talentos para algo, ese algo jamás dará a luz.  Si tus emociones te descalifican para progresar en tu carrera, sea la que sea, nunca llegarás a la meta, simplemente porque tu capacidad de soñar está atada.

Si alguien puede soñar es un niño, no conozco a nadie tan libre.  Mientras los adultos se están preocupando por la comida, ellos está mirando cuan azul es el cielo, o cuan alto es un árbol, o cuán rápido vuela un ave, o cuán brillante es el Sol.  Si llueve los adultos ven con preocupación la subida de las aguas, pero el niño está listo para zambullirse en ese nuevo río.  Sencillamente los niños ven las cosas de otra forma, para ellos nada es imposible.  Lo malo de cuando crecemos es que comenzamos a ver el porqué las cosas NO se pueden hacer.  Así que si quieres volver a soñar, sigue el consejo de Jesús: “volveos como niños”.

SueñosDeja salir el niño que está en ti.  Si algo te ha atado, vuelve a la alegría e inocencia poderosa donde pensabas que ir a la Luna era posible, y de pronto, si lo es.

Sueña.

Por Más Locos que sean tus Sueños…

Llevo años soñando con diferentes cosas, principalmente en lo que se refiere a mi ocupación, y he visto que hay claves que debemos seguir hasta que vengan a ser realidad.  Intento poner las más importantes:

  1. Sueña cosas que valgan la pena.
  2. Sueña cosas que aun después de muerto se sigan haciendo.
  3. Sueña cosas que sobrepasen tus posibilidades físicas, financieras, y todas las demás.
  4. Sueña cosas que solo no podrías hacerlas.
  5. Sueña cosas que de pena contar porque pueden pensar que estás pavoneando.
  6. Sueña cosas y confiésalas en lo secreto y en público.
  7. Sueña cosas que produzcan el bien de los demás, no solo el tuyo.
  8. Sueña cosas aunque otros crean que estás loco.
  9. Sueña cosas que cambien tu vida.
  10. Sueña cosas que sin Dios sería totalmente imposible realizarlas.

DreamNo impota que los demás se burlen de ti por los sueños que tengas, al final veremos quién ríe mejor.  Por eso, por más locos que sean tus sueños… sigue soñando, pues los sueños tienen la bendita costumbre de volverse realidad.

Sueña.