Category: Faith

ÉXITO ASEGURADO (4)

Esta serie de siete partes sobre cómo asegurarnos de tener éxito en cualquier actividad que realicemos, y sobre todo, con respecto al propósito de nuestra vida, la he enfocado alrededor de siete palabras claves.  Y antes de entrar a la que nos corresponde hoy, la cuarta, déjeme motivarle a que las siga.  NO ES CIERTO lo que gente, que solo piensa en sacarles dinero, ofrece.  Tal como los que ofrecen como clave de su éxito el signo zodiacal que le corresponda según su fecha de nacimiento.  Que diferente lo que le he estado enseñando, que no depende de lo inestable de una predicción zodiacal, que un día te dice que todo te saldrá bien, y otro que mejor ni salgas a la calle.

Estas claves que te doy son seguras, y si al final no hay resultados positivos todo se debió a nosotros mismos, no a los movimientos de los astros.  Al final, será fácil, pero irresponsable, echarle la culpa a los demás, y hasta a las alineaciones planetarias.  Si de algo superior debemos depender para caminar en el camino del éxito, mejor ve directamente al creador del mismo universo.  Recordemos las siete palabras:

  • Habilidad.
  • Creatividad.
  • Trabajo.
  • Confianza.
  • Constancia.
  • Pasión.
  • Profesionalismo.
    .
  • 4. Confianza.
    Esta palabra viene del latín “fiducia”, que a su vez se deriva de “fides”, que significa “fe”.  Y que como verbo dicimos “creer”.  Para emprender algunas actividades o acciones, sobre todo cuando es por primera vez que las hacemos, se requiere fe.  Pero la fe misma no es algo como un salto a ciegas sin saber dónde caeré.  La fe tiene bases.  Yo no puedo confiar en que si le doy fuego y dinamita a un niño, este no la vaya a encender.  Lo más probable es que si encienda la mecha.  No se trata de desconfianza, sino de imprudencia de mi parte, porque ese niño no sabe realmente las consecuencias de lo que puede pasar.  Pero si le puedo dar el fuego y la dinamita a un ingeniero que construye puentes en una montaña.  Mi confianza tuvo bases.

    La confianza tiene bases como la historia, el conocimiento y la experiencia.  Si por ejemplo, usted conoce a su hijo que históricamente ha sido íntegro con el dinero que usted le pone en sus manos para que le vaya a pagar algo, de seguro que usted le puede poner más dinero para otras cosas, pero si en ocasiones pasadas le tomó su dinero para malgastarlo, usted pierde la confianza.

    El trabajo, palabra anterior, le da experiencia, y la experiencia le da confianza.  Si trabaja en dar charlas, eso le dará experiencia para tener confianza en público para conferencias mayores.  Y la confianza hará que se le abran más puertas.  Y tomará pasos que parecen arriesgados, que otros no tomarían, pero es que la confianza en usted por lo que ya ha vivido, conoce y ha experimentado le dan seguridad, y esa seguridad es clave para que otros le sigan y tenga una influencia de liderazgo de mayor impacto.  Nadie inseguro tendrá éxito, pero eso viene de la confianza que fue estimulada por el trabajo que le dio historia, conocimiento y experiencia.

    Aun nuestra confianza en Dios está basada en la historia de cómo es Dios mismo.  Yo puedo confiar en que me ayudará esta vez porque en el pasado lo conocí como mi ayudador, y Él no cambia.  Para Él no hay nada imposible.  Es todopoderoso.  Y me ama. Eso me da confianza.

    Tus habilidades, tu potencial, tu creatividad, y tu trabajo te da confianza, y una vez que creas en ti mismo, vas por buen camino.  Claro, por encima de tu confianza, recuerda que eso es así por todo lo que Dios te ha dado como parte de su diseño sobre ti.

    Mañana la quinta palabra, más segura que un vaticinio zodiacal.

    LAS SIETE VIRTUDES GENERADORAS DE OPORTUNIDADES (4)

    Termino esta serie hoy con las dos últimas virtudes de las siete en total.  Hasta aquí, las virtudes que considero que atraen las oportunidades han sido: 1. Puntualidad, 2. Integridad, 3. Educación, 4. Generosidad, y 5. Perseverancia.  Ahora vienen la seis y la siete.  Desde ya le animo para que desarrolle, a pesar de lo difícil que sea, esas virtudes, porque vale la pena que luego toquen a nuestra puerta las buenas oportunidades.

    6. Fe.
    La definición de “fe” más famosa dice: “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.” (He.11:1).  Y dicho sencillo: “Es dar por hecho un hecho que no está hecho”.  Es la certeza que te hace esperar, y la convicción de que lo llegarás a ver.  Si de algo estoy seguro es que si hay alguna batalla en la vida que valga la pena es “la batalla de la fe”.  En mi caso personal, he decidido seguir creyendo, pues no hacerlo es perderlo todo.  La otra opción es seguir el camino de las emociones, que varían como el color del camaleón según la ocasión.  La mejor opción es la fe, que aunque soplen los vientos, y hayan tormentas en el mar, como la roca, es inconmovible, y veremos levantarse lo que hemos creído.  La fe es una virtud de Dios.  Nosotros no la manufacturamos, la consumimos.  Y en Jesús podemos tenerla para vencer cada día.

    Debemos tener fe en Dios, en nosotros, y en los demás.  Tener fe en Dios jamás nos defraudará.  Tener fe en nosotros como en los demás nos puede defraudar alguna vez, pero debemos seguir creyendo, es mejor.  La gente que cree atrae las oportunidades.

    7. Sacrificio.
    Esta es la última de las virtudes.  Los que estudiaron con esfuerzo, trabajando y estudiando, o bien negándose vida social por estudiar para una carrera, o bien no estudiar por una causa superior, o dejar una cosa valiosa por otra más valiosa, tal como una madre que trabaja en dos lugares para mantener y educar a sus hijos, o una persona dejar su carrera por obedecer un llamado de Dios, o cualquiera que fuera el sacrificio, eso es una semilla que generará oportunidades, que al presente parece muerte, pero al tiempo dará a luz grandes cosechas, que en el terreno antes del sacrificio jamás germinarían.

    No hay mayor prueba del amor que el sacrificio, pero este es el imán que atraerá las más grandes oportunidades en el futuro.

    Espero que esta serie te haya animado a seguir y seguir, que en el camino de la práctica te esperan las oportunidades.

    AÑO 2010, AÑO DE…

    Cada año, antes de que comience el siguiente le pongo nombre a ese año decretando en el nombre de Jesús lo que será una de las cosas más importantes que acontecerán.  Generalmente lo hago el primer domingo de enero del nuevo año, y desde octubre estoy orando al Señor para que me guíe, pero este año ha sido diferente, sin ni siquiera tener en mente esa búsqueda quedé impresionado con lo que Dios ponía en mi corazón, así que atípicamente este domingo en Kingdomtakers estaré declarándolo, porque se apresura el plan de Dios.

    Si deseas ver la transmisión en vivo ve a www.kingdomtakers.com.  Los dos horarios en vivo son 10 am y 5 pm hora de Costa Rica.

    Año2010

    El año 2010 será un año que muchos nunca olvidarán, verán a Dios actuar de maneras que no dejarán tela de duda de que Él es Dios.  Mmmmmm,,,,  Mmmmmm….  Mmmmmm.

    TIENES QUE CREÉRTELA

    En la hora del café estaba con mis colaboradores cercanos de mi Staff Creativo, y como en el Café tenemos una mesa de pool aprovechamos para cambiar de ambiente jugar las mesas que podamos en los minutos de recreo.  Yo soy uno de los mejores de todo el grupo como de quince que somos (que la verdad sea dicha, ja ja ja).

    Behind_the_Eight_Ball_by_b00ster

    Uno de los que no juegan, se me acercó y me dijo: “Yo veo que tu juegas como quien se la cree, la forma en que tomas el taco (palo), te paras, y tomas la pose de juego es como los que saben”.   Yo creo que fue un elogio, ja ja ja ja.

    Le contesté que tengo la costumbre de practicar ese principio: “actuar creyéndomela”.  Este principio es muy poderoso, pero tal vez es tan sencillo que por eso no lo practicamos mucho.  Advierto que no es lo mismo que mostrarse petulante, arrogante, presuntuoso, altanero, altivo y fanfarrón.  Se trata de actuar con confianza.  Pero recuerden que la confianza se basa en el conocimiento.

    Actuar, como los actores y actrices, requiere que CONOZCAN el personaje que interpretan.  La actuación no viene de la nada, viene del conocimiento.  En mi caso he visto por tele a los profesionales, y en vivo a amigos que juegan muy bien, y cuando juego hago como ellos, tomo el taco como ellos, me posiciono como ellos, veo la bola como ellos, me impulso como ellos, golpeo como ellos, y espero que las cosas me salgan como le salen a ellos, es decir, actúo creyéndomela.

    Pero la aplicación más extraordinaria es en la vida real, más allá de un juego.  Por ejemplo.  Si quieres ser amable actúa creyéndotela, como si fueras el más amable de los seres humanos, y verás como funciona, y si continúas se volverá parte de tu personalidad.  Si quieres ser justo, perdonador, paciente, gozoso, tierno, trabajador, prudente, perseverante, o lo que sea, es el mismo sencillo y poderoso principio.

    “Pero eso es mentir”, dirá alguno.  No.  Eso es formar el carácter a la luz de ejemplos que podemos imitar.  De hecho es un principio bíblico.

    ¡DE VIDA O MUERTE!

    Lo que estoy a punto de compartir es asunto de vida o muerte, solo te pido que leas todo el post.  Como siempre que escribo tengo en mente que mi misión es edificarte, traerte luz para tu diario caminar, pero también para tu caminar en la dirección eterna.

    Todos, absolutamente todos somos criaturas de Dios, HERMOSAS criaturas de Dios, y me refiero al genero humano.  Cuando Dios hizo la creación el hombre ocupa la máxima posición en la pirámide, el hombre (incluida por supuesto la mujer) es la corona de la creación. Es la criatura más hermosa y dotada de todo lo que Dios hizo.

    Así que por creación somos criaturas, lo que me lleva a este punto: no todas las criaturas son hijos(as) de Dios, pero claro, no es como algunos piensan al oír esto: ¿entonces qué, somos animalitos?  Claro que no.  Somos las más hermosas criaturas de todas, pero el plan de Dios es que lleguemos a ser hijos. La Biblia es la que dice: “LOS QUE LE RECIBIERON RECIBEN EL DERECHO DE SER HIJOS” (Jn.1:12).  Y por eso dice que prediquemos A TODA CRIATURA las buenas noticias de que Dios desea llevarnos al nivel de hijos para heredar todas sus bendiciones.  Rechazar esta verdad es asunto de vida o muerte.

    life_or_death

    Y para recibirle Jesús contó una breve historia: “Yo estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y abre, yo entraré”.  ¡Eso es todo!

    Hazlo y verás que la vida cambia, ¿cómo no?  Pasas al nivel de hijo(a), y de la vida eterna.

    Bienvenido(a) a la familia de Dios.

    LLORO DE PIE

    Todos hemos tenido momentos difíciles en la vida.  Todo tenemos problemas, y si no tienes uno, tendrás uno.  Y no soy profeta de mal aguero, es que estamos en esta tierra donde no todo funciona idealmente.  Sin embargo, no debemos tenerle miedo a problemas, muchas veces son los síntomas de cosas importantísimas que deben ser sanadas.

    Por ejemplo, un problema matrimonial puede ser el síntoma de mala comunicación, falta de perdón, pasar por alto los roles de cada uno, etc.  Un problema financiero bien puede ser el síntoma de una mala administración porque se despilfarra, se compra lo que no se debe, no se trabaja, no se hace lo necesario para generar, etc.

    Como ven, los problemas pueden convertirse en las mejores oportunidades para resolver a tiempo cosas de fondo que nos harán mejores.

    Pero seamos sinceros también, no son lindos los problemas, por más amigables y didácticos que los pintemos.  No es agradable tener cuentas que pagar, familia que alimentar, proyectos que desarrollar y no tener el dinero para enfrentar cada caso.  Y ahí es donde nos sentimos débiles, atrapados sin salida, angustiados, apaleados, triturados, cansados, abandonados, solitarios, con ganas de gritar, renunciar, dejar todo tirado, pero algo nos impide hacerlo… es esa presencia de Dios en nosotros por medio del Espíritu Santo que se llama Jesús, Él está en nosotros, y es como una columna de acero interno que no nos permite doblarnos, que aunque voluntariamente a veces queremos caernos, no nos deja caer.  Ahora no estamos diseñados para doblarnos, sino para permanecer en pie a pesar de todas las cosas.  Pero esto no significa que no podemos llorar, si lloramos, pero no postrados, no doblegados, no rendidos… lloramos de pie.

    Cry_man

    Y puede ser que sean ríos de lágrimas, pero la misma Biblia me lo enseña en el Sal.126:6: “Irá andando y llorando…”.  Note que dice ANDANDO Y LLORANDO.  O sea, se puede seguir andando aunque perfectamente llorando.  La parte divina evidente es que seguimos caminando, y la parte humana evidente es que lloramos.  Y es que al final de cuentas sabemos, porque sabemos, que de alguna manera vendrá nuestra salida y el problema se resolverá.

    Así que, llora, pero de pie.  Y si ocupas compañero, llora conmigo, pero de pie.  Nada de caernos.  Sigamos caminando, que ya está más cerca nuestra victoria y nuestra gloria.  El que llora y se queda haciendo un mar de lágrimas en él se hunde, pero los que lloramos y caminamos regamos la tierra para nuestras cosechas.

    Sigamos.