Category: Votos

EL MATRIMONIO NO ES EL DÍA DE LA BODA

Hace unos días pensé en esa frase.  Y ayer se me confirmó cuando estuve en una boda.  Por supuesto, la novia como siempre, preciosa, vestida de forma inolvidable, radiante como es de esperar, los detalles a su alrededor impecables, desde los bordados de su vestido hasta los adornos que la rodean.  El novio, vestido como todo un caballero, luciendo su mejor pose.  Vestido con un traje que le ayuda a lucir esbelto y en buena forma.  La música fue escogida. La comida también.

Ahhh, ¿y los colores de los adornos, escogidos según el gusto de los novios?

Ahhh, ¿y las acompañantes y los acompañantes, también escogidos, y vestidos con los colores que escogieron los novios?

Ahhh, ¿y el lugar donde se haría la boda y desfilarían las y los acompañantes?

Ahhh, ¿y los invitados especiales que los novios pasaron días definiendo quiénes serían?

Ahhh, ¿y la música de entrada y salida, como si fuera el mejor de los espectáculos de Hollywood?

Ahhh, ¿y la ceremonia misma?, ¿quién la oficiaría, cuánto tardaría, y qué actos simbólicos quisieran, o sería sin ellos?

Ahhh, ¿y los votos nupciales?  ¿Los haría el ministro?  ¿Los harían en forma espontánea los novios?

Ahhh, ¿y los anillos?

Ahhh, ¿Y dónde pasarían la noche de luna de miel?  ¿Y el resto de la luna de miel?

Ahhh, muy importante, ¿a dónde regresarán de la luna de miel para vivir felices por siempre?

Todo eso y mil un detalles más para UN DÍA, el día de la boda.  ¿Y el resto de los días que vivirán juntos hasta que la muerte los separe?  La mayoría planifican el día de la boda, pero no aplican la misma diligencia para el matrimonio.  ¿será por eso que después de cinco años solo un 30% de los matrimonios sobreviven?

Lo que quiero decir es que levantar algo grande e importante no es de un día.  Es algo que requiere de muchos días, y haciendo cada día un aporte deliberado a eso que estamos construyendo.  Y aquí también se aplica muy bien aquello de que un matrimonio de éxito no es el producto de la casualidad, no es un resultado fortuito, sino de una conducta predeterminada.  Me da la impresión que el día de la boda parece más bien como el día de la premiación, donde se celebra a lo grande.  Por supuesto no hay nada de malo de hacer todo eso el día de la boda.  Lo malo es que se empieza así, y en el 70% de los casos, a partir del día de la boda también empiezan un descenso hasta el colapso.  Debería ser lo contrario con todo lo que emprendamos, donde por más sencillos que sean los inicios, no menospreciamos esos sencillos inicios, pues a partir de ahí el camino es continuo ascenso.  En mi caso ya tengo 25 años de casado, y hoy que andaba con mi esposa haciendo algunas compras en el supermercado, tengo bien claro que “el matrimonio no es el día de la boda”.

ELECCIONES COSTA RICA 2010

Dios Bendiga Costa Rica.  Felicidades para todos nosotros los costarricenses al tener una democracia donde las elecciones se vuelven una fiesta.  Es una bendición elegir a quien gobernará durante los próximos cuatro años sin ver ninguna fuerza militar cuidando el proceso electoral.  Hoy 7 de febrero el pueblo habló y la mayoría inclinó la balanza hacia una de las personas contendoras, ahora a la presidenta electa doña Laura Chinchilla, a quien felicitamos de todo corazón.

Y quisiera decir unas muy breves palabras a la excelentísima señora presidenta doña Laura Chinchilla, y a algunos de los ex-candidatos:

A doña Laura Chinchilla:
Creo en las mujeres, oraremos por usted para que Dios la dirija y así tenga una administración de las mejores de la historia al ser la primer mujer en el cargo más elevado de nuestra nación.  ¡Muchas felicidades!  Enhorabuena su lema “adelante” sea totalmente materializado, con tal suerte, que no nos quedemos donde estamos, sino que avancemos lo más que podamos, de forma tal, que sea notorio por todos los costarricenses y extranjeros bajo nuestro límpido cielo.

A don Ottón Solís:
En los últimos días mostró un desarrollo humano extraordinario, y el país lo valoró.  Probablemente lo que hizo que bajará notablemente el porcentaje de aceptación en comparación a las elecciones pasadas fue su posición del NO al TLC.  La lectura que hizo del pueblo en su deseo por el TLC, fue la factura que el pueblo le pasó.  Espero que su sucesor haya aprendido esta lección por el bien de nuestro país, y le imite en su auténtico y muy agradable desarrollo como ser humano que lo hizo ver como un político maduro.

A don Otto Guevara:
Su fuerza y su liderazgo dinámico es muy inspirador.  Esos factores más su juventud, más todas las lecciones que ha acumulado en estos comicios, le ponen en una excelente posición hacia el futuro.  Y viendo su evolución periodo tras periodo muestra el impacto en la conciencia de la nación.  Espero que siga perfeccionando sus conceptos, enfoques y acciones para una Costa Rica que debe saltar a una modernidad sin sacrificar moralidad.

A don Luis Fishman:
Su valentía y arrojo son admirables.  Prácticamente resucitar un partido muerto y con las partes muy maltratadas, fue una hazaña.  Espero que por el bien del país siga adelante para que al fortalecer al partido, se fortalezca una opción más dentro de la palestra de la política nacional, lo cual, de seguro enriquecerá el pensamiento y accionar de los diferentes poderes de la nación.  Una cosa clara que todos deben abrazar fue su insistencia en gobernar para el bien de los menos afortunados, y crear oportunidades para que hayan más posibilidades de prosperar para todos.

A don Oscar López:
De verdad que extraordinario el resultado de su trabajo al ser el partido minoritario con mayor impacto en la Asamblea Legislativa.  Una de las cosas que los demás debemos aprender es que su bandera fue muy bien definida en su lucha a favor de dos o tres cosas sin atacar a nadie o menospreciar a los demás programas de gobierno.  Nunca se salió del enfoque de su partido y eso fue clave, y muy bien recibido por el país.  Un buen ejemplo.

Y a todos nosotros:
Demos gracias a Dios por vivir en Costa Rica, pero que no se nos vaya como el agua por entre los dedos.  Forcémonos a mantenerla en la senda de los principios de Dios.  De lo contrario podríamos lamentarnos irremediablemente.  Mi oración es esta:  Dios bendiga Costa Rica, y que nosotros seamos sensibles para recibir esa bendición.

SIETE LECCIONES SOBRE LA PRÁCTICA DE LOS VOTOS

He estado compartiendo una serie de fin de año sobre los votos, con la esperanza de aclarar, equilibrar y traer luz sobre esta práctica que hoy podemos realizar, enfatizando que los votos NO SON solo financieros, puedes hacer votos sobre cosas que hacer o no hacer pensando en agradar a Dios y tu propia edificación.  Por ejemplo: “No volveré a desayunar si primero no leo la Palabra de Dios”.  O este otro: “No volveré a llegar a tarde a una reunión, especialmente a la del día del Señor”.

Qué pases un feliz fín de año, y un próspero 2010: Año de la Autoridad de Dios.

ENTENDIENDO EL VOTO

Es una práctica bíblica que muchos realizamos.  En otro momento he compartido sobre “El Principio del Voto”, pero en esta ocasión compartiré cinco cosas básicas para entender de que se trata el voto.  Para los que no lo hacen verán lo bueno de hacerlo, y para los que lo hacen, las tremendas bendiciones de hacerlo.  En uno los pasajes, el de Deuteronomio verán que hacerlo no es pecado, y que no hacerlo tampoco es pecado.  Esto para los detractores que puedan criticar estas prácticas, que la mayoría lo hacen solo por aliviar  una conciencia más materialista que la que pretenden atacar.  Espero que en un momento a solas Él te hable a tu espíritu, cosa que con honestidad yo he hecho, y no he recibido una reprensión por dar un voto.  Porque en mi caso, no solo es que yo pida que la gente de un voto, soy el primero en hacerlos, en cantidades que yo mismo me asombro, según mi condición financiera.  Pues para otro puede parecer poca cosa, o para otra gran cosa.  Pero es como, con el corazón agradecido, profundamente impactado por tanta gracia que recibimos, que proponemos hacer votos al Señor.

Surrender

Espero que te ministre y te anime a esta forma de dar, que para mi, por lo que veo en las Escrituras, es la más elevada de todas.