Category: Finanzas

SIN LA REALIDAD DEL PACTO LA FE ES PURA PRESUNCIÓN

He venido analizando este tema del pacto con un grupo de amigos.  Empezando por lo más básico, consultando sobre la definición de diccionario de la palabra pacto, luego las raíces en idiomas antiguos como el hebreo y el griego.  Y el tema es más relevante de lo que imaginamos, por ejemplo, en la actualidad, si nos aferráramos al pacto en su aplicación a los matrimonios habrían menos divorcios.  Así que es una palabra que encierra muchísimo bien en todas las esferas.

La palabra pacto habla de una relación que se establece entre dos personas, como un contrato o convenio.  Solo que puede darse en dos sentidos, en igualdad de condiciones, o no.  Cuando se da en igualdad de condiciones cualquiera de las partes puede romperlo, como en el caso del matrimonio, en el que ambos de procurar guardarlo para disfrutar de la unión.

El caso de no tener igualdad de condiciones es como en la extensión de un testamento.  El testador establece qué le da al heredero, y el heredero lo acepta o lo rechaza, y no puede cambiar nada del testamento.  Es decir, no puede alterar “el pacto”, solo lo acepta o lo rechaza.

Cuando el más grande de todos los pactos, por encima de cualquiera de los pactos entre naciones, y transnacionales, me refiero al de Dios con los hombres, este es un pacto de la segunda clase, de los que tienen esencia de testamento.  Por eso es que fue Dios quien tomó la iniciativa según su naturaleza que es dar, para que el hombre simplemente recibiera.  Así es Dios, Él nos quiere dar, y nosotros deberíamos querer recibir.

El pacto que Dios hizo con nosotros nos capacita para recibir.  Sin ese pacto no podemos recibir nada.  Por más fe que uno tenga, sin el pacto, no tiene ningún efecto.  Por ejemplo, si yo no tengo una cuenta que el banco me dio en la cual he depositado dinero, por más que yo tenga fe, si no tengo nada ahí no puedo transferir a nadie.  Si le digo a una persona que le voy a transferir tanto a su cuenta, pero yo no tengo un “contrato” con el banco de que puedo hacer transferencias accesando a su sistema, es pura presunción.  La otra persona va a darse cuenta muy pronto de que no le deposité nada.  En la realidad eso pasa cuando le das un cheque sin fondos a una persona, solo presumiste de darle algo que en realidad no tienes.

La fe funciona dentro de un pacto.  Aun, la vez que creímos para ser salvos, sin estar dentro del pacto, es porque a los que estaban fuera del pacto, es porque había quedado establecido en el pacto de Dios con Jesús, que cualquiera que creyere sería salvo.  La fe funciono porque había un pacto que la hacía funcionar.  Solo dentro de un pacto la fe funciona.

El pacto ya está hecho, ahora solo lo disfruto por medio de la fe, y muchas veces lo hago dando a Dios en mi reconocimiento de que todo es de Él.  Pues este es un mensaje inevitable del pacto: TODO ES DE DIOS.

LAS DIEZ MANERAS DE DAR

Dar debe ser una expresión básica de nuestra naturaleza humana, pero sobre de nuestra naturaleza restaurada una vez que somos participantes de la naturaleza divina por medio de Jesús.  Podemos esperar que mientras no seamos redimidos nuestra conducta sea no dar, pero cuando hemos sido vivificados en el espíritu lo natural es dar.  Lo extraño sería que no demos.

¿Y de qué manera debemos dar para caminar en lo normal?

Avaricia

  1. Voluntariamente.No damos por que nos obliguen, damos porque Dios mismo actúa en nuestro corazón para despertarnos a dar y así seamos instrumentos de bendición para honrar a Dios e impulsar su obra de salvación.
  2. Generosamente.Esta es la norma general de Dios para dar.  Cuando das, ¿es generoso lo que das?  La respuesta correcta debe ser sí.  De lo contrario no estás dando como Dios dice.
  3. Proporcionalmente.Esta es la norma específica de Dios para dar.  Lo que hace es que todos demos lo mismo, tanto el que da poco como mucho.  El tanto que das es igual porcentualmente, aunque cuantitativamente sea diferente.  Porcentualmente ninguno dio más o menos.
  4. Sistemáticamente.Es para evitar dar ocasionalmente y descuidadamente.  Haya cada vez que sienta, o me acuerde, o me toquen emocionalmente.  Es dar metódicamente, y una buena práctica es apartar la cantidad como dijimos antes previamente.  Y una buena idea es definir el domingo mi día para dar.
  5. Fielmente.Debemos dar por principio.  Es algo que se vuelve parte de mi carácter.  No es la obra extraña, sino la obra normal de mi vida.
  6. Inteligentemente.Vemos lo bueno que pasa cuando damos.  Nos aseguramos una cosecha.
  7. Sacrificialmente.Esto es ir más allá de la generosidad, es dar más allá de nuestras fuerzas, más allá de aferrarnos a lo mio.
  8. Solidariamente.Es dar sin pensar en mi beneficio personal.  La recompenza es poder ayudar a otros.  Es dar con sentido de pertenencia y de propósito.
  9. Agradecidamente.No podemos dar lo que no tenemos.  Si damos es porque recibimos de gracia, y de la misma forma debemos dar, reconociendo que Dios es la fuente de todo lo que tenemos.
  10. Alegremente.Dios ama al dador alegre.  Dios se agrada de tal forma cuando das con alegría que Él se manifiesta a ti llevándote a disfrutar de mucho más de la gracia de Dios, pues la virtud del amor es dar, y Dios ama con hechos.

Ahora a la acción.

Super Domingo

Mañana es Super Domingo, y entre tantas cosas que hacemos en especial este domingo, como la presentación de niños, la cena del Señor y más, están también las primicias.  Para que recuerdes de que se trata, preparé esto:

Las Diez Mejores Razones por las que debo Diezmar (Parte 1)

  1. Dios es el dueño de todo
    1. Gn.28:22.  Jacob reconoce que cualquier cosa que recibamos Él es quien nos lo da.  Jacob dio a Dios de lo que Dios le dio a él (Dios no rechazó su ofrecimiento como si lo hizo con Caín).  Es como el niño que da a su padre en el día del padre de lo que el padre le da.
    2. Sal.24:1,2; Ec.5:19; 1Cr.29:10-18. Todo es de Dios.
    3. He.7:4. Abraham dio el diezmo de todo por la grandeza de a quién lo daba.  Es decir, reconoció su autoridad.  Esto antes de la Ley, por tanto no fue abolido, y es confirmado porque no lo dice ningún pasaje del Nuevo Testamento.
  2. Es un mandato de Dios
    1. Dt.14:22. Indefectiblemente = sin fallar una sola vez.
    2. Mal.3:8-10. Debo dar mis diezmos, y como parámetro no está la ley o la gracia, está la condición humana: “haya alimento en mi casa”.
    3. 1Co.9:3-14.  N.T. lo confirma, mientras se ocupe comer sigue en vigencia el diezmo.
  3. Quiero darle el primer lugar en mi vida
    1. Dt.14:23,29. Sentido de dependencia de Dios.  ¿Quién me bendice?
    2. Dt.10:20. Diezmar es un acto de adoración: ➔ servir, seguir y jurar por su nombre.
    3. Mt.6:33. Es forma de testificar de que Dios es lo primero en mi vida (Mt.6:19 ss).
  4. No quiero robarle a Dios
    1. Mal.3:6-9.
    2. Volvernos a Dios es no robarle en los diezmos y ofrendas.
    3. En el momento que no diezmamos estamos bajo maldición.
  5. Quiero catalizar mi bendición financiera
    1. Mal.3:10-12.
    2. Si queremos que Dios abra sus tesoros para nosotros, nosotros tenemos que abrir los nuestros. Dios hace descender su bendición en la mano que da.
    3. Tendremos protección divina de plagas y esterilidad.
    4. Nuestra condición será deseable, encantadora (usar esteroides financieros).
    5. El dinero de Dios que te dejas… se pierde.  Y tu pierdes.  Y sobre todo, la obra pierde.

Cualquier pregunta o comentario ponlo aquí:

[contact-form 1 “Contact form 1”]